Anuncios
Anuncios

Cuando parecía que la muerte de Mario Biondo, el marido de la presentadora del programa “Maestros de la costura” estaba cerrada y olvidada, se reabre y se vuelve a hablar del caso. Todo a causa de un nuevo movimiento por parte de la familia del cámara italiano.

La pareja se conoció en 'Supervivientes'

Hay que remontarse al año 2010, cuando Raquel Sánchez Silva estaba viviendo un momento de éxito como presentadora de moda, gracias a su trabajo en Supervivientes”, con el que no solo se ganó el cariño de los telespectadores; también, se enamoró de un miembro de la productora: del cámara de Televisión, Mario Biondo.

Anuncios

La pareja se casaba el 22 de junio del 2012 en la ciudad natal del italiano, en Taormina. Y desde ese momento se dedicaban a pasear su amor por todo tipo de actos públicos.

Fue justo después de celebrar el primer aniversario de matrimonio cuando todo cambiaba para la presentadora. El cuerpo sin vida del cámara de televisión aparecía en el domicilio que compartía la pareja. Y la presentadora empezaba una de las peores etapas de su vida.

La familia de Mario no cree en la hipótesis del suicidio

Ahora la familia de Mario Biondo han logrado que la Audiencia Provincial de Madrid admita la querella que han interpuesto contra el forense de la autopsia.

Ellos aseguran que Mario no se hubiera suicidado (que fue la causa de la muerte oficial). Fue el 30 de mayo del 2013 cuando el cuerpo del cámara apareció en extrañas circunstancias.

En su momento, la Justicia había concluido que Mario se había suicidado de manera involuntaria, a pesar de que la familia está convencida de que fue asesinado. Con la admisión por parte de la Audiencia Provincial de la querella contra el forense, se inicia una nueva investigación del cuerpo del cámara, que volvió a ser exhumado hace poco en Italia, donde se realizó una nueva autopsia por parte del Policlínico de Palermo y cuyos resultados se conocerán a finales de este mes.

Anuncios

Esta ya es la tercera autopsia que se realiza en el cuerpo del italiano.

En la primera intervención, en España, no se dejó referencia de un hematoma en el cráneo. Y se descubrió que cierta parte del cuerpo, entre los pulmones y el cuello, no se trató con la suficiente transparencia. Incluso, la familia de Biondo dudó, durante el juicio, de la firma del profesional forense que apareció en la documentación del Juzgado de Madrid. La familia jamás estuvo forense con el cierre del caso y llegaron a contratar a un equipo independiente para que investigase el caso.

La madre de Mario espera que durante este año, el 2019, se haga justicia para Mario y que los asesinos y cómplices acaben en la cárcel. Sánchez Silva nunca ha comentado nada que tenga que ver con la muerte del que fue su marido.