Publicidad
Publicidad

El vídeo de Marilia Monzón de su canción "Todo bien" ha sido restringido en YouTube. El sitio web para compartir vídeos considera que se trata de "contenido inapropiado". Por ello, ha establecido un filtro para acceder al clip.

Así las cosas, para poder visualizar la actuación de la canaria en la gala de 'Operación Triunfo' en la que se eligió a Miki como representante de España en el Festival de Eurovisión 2019 es necesario aceptar un aviso en el que la plataforma advierte de que el material puede "herir la sensibilidad del espectador" y desaconseja su uso por parte de los menores de edad.

Un número lleno de sensualidad

En el programa emitido este domingo por La 1 de Televisión Española, Marilia aspiraba a viajar a Tel Aviv el próximo 18 de mayo con "Todo bien", un tema latino en la línea de la música pop que ahora triunfa, muy bailable y cuyo estribillo tiene cierto aire funk con influencias cariocas.

Publicidad

La coreógrafa de 'OT 2018', Vicky Gómez, preparó para la canción, compuesta por los suecos Andreas Öhrn y Chris Wahle, la disc-jockey Saranda y el guitarrista Juan Carlos Fuguet López, un número lleno de sensualidad que Marilia ejecutó sobre el escenario con un provocativo body que dejaba al descubierto buena parte de su anatomía.

La sugerente letra del tema se prestaba a que la triunfita interactuara con el cuerpo de baile de manera seductora, mientras que la melodía la invitaba a adoptar posturas de lo más insinuantes y a realizar espectaculares movimientos de cadera. Todo, eso sí, sin caer en la vulgaridad ni en el erotismo explícito.

Las estrictas normas de YouTube

Sin embargo, mientras TVE no tuvo problemas en incluir la actuación en un espacio que estaba calificado como "apto para todos los públicos", YouTube parece haberse tomado demasiado al pie de la letra sus "políticas sobre desnudos y contenido sexual" y la ha tachado como "ofensiva e inadecuada para algunos públicos".

Publicidad

En el apartado en el que explica qué está permitido y qué no, la plataforma dice que "los vídeos cuya finalidad sea la provocación sexual tienen menos probabilidades de que se consideren aceptables para YouTube".

Además, avisa de que "el contenido sexualmente explícito y la pornografía" no están permitidos, mientas "los vídeos con contenido fetichista se eliminarán o se les aplicará una restricción de edad en función de la gravedad del acto en cuestión".

En cualquier caso, resulta difícilmente defendible que la actuación de Marilia pueda encuadrarse en alguno de estos supuestos.

Publicidad