Publicidad
Publicidad

La historia del romance de la exmodelo Makoke con el actor Brad Pitt ha estado tan repleta de contradicciones y ha dado tanto lugar a la duda, que es algo que casi nadie cree. Sin embargo, la exmodelo está dispuesta a probar que lo que ha dicho es cierto, sacando a relucir que el actor le habría dejado una nota sobre la noche que pasaron juntos, que ella guarda como un tesoro y que según ella es una prueba más de su relación con el famoso actor de Hollywood.

Hasta Kiko Matamoros, antiguo compañero sentimental de Makoke, ha realizado declaraciones sobre la noche que pasaron juntos su exmujer y el actor. Matamoros ha declarado en el programa Sálvame que el primer acercamiento entre Brad Pitt y su expareja fue bailando sevillanas, y que al actor le había comentado a Makoke que no sabía que las rubias bailaban tan bien ese género.

Publicidad

Makoke ha dicho muchas veces que el actor la llamó en varias ocasiones, pero que ella prefirió dejar todo así, ya que quería retomar la relación que tenía con el padre de su hijo, Javier Tudela.

El porqué del mensaje que dejó Brad Pitt

La justificación del mensaje que el actor le dejó a Makoke fue que a ella se le había quedado olvidada, en la habitación del Hotel Ritz, una prenda de oro que se había quitado, recibiendo una llamada de parte del hotel para decirle que la joya estaría disponible en la recepción. Cuando fue a retirarla en compañía de una amiga, le entregaron un sobre, dentro del cual estaba la prenda junto con una nota.

Luego de haber revelado la existencia de la nota, Makoke se mostró recelosa con dar a conocer el contenido de la misma, aunque luego lo ha hecho, diciendo que había escrito "With love, B", diciendo que eso era un saludo tipo americano.

Publicidad

Kiko Hernández y su investigación sobre la nota

Como una forma de acallar los comentarios que rodaron luego de que se revelara la existencia de la nota, Kiko Hernández decidió trasladarse a la casa de Makoke para comprobar la veracidad de la existencia de dicha misiva. La exmodelo al principio se resistió a dejarlo entrar, pero luego aceptó.

Kiko Hernández pudo comprobar de primera mano que la nota es cierta y que Makoke no ha estado mintiendo, diciendo que vio el membrete del hotel y la fecha, 1997, y el número telefónico del hotel, al cual llamó para comprobar que realmente era de dicho establecimiento. Lo que sí dijo era que en la nota no ponía exactamente las palabras dichas por la exmodelo, pero que si era una prueba de que realmente habían estado juntos.

Publicidad