El programa final de la última edición de Gran Hermano VIP no fue tranquilo. Se produjeron notables ausencias (Mónica Hoyos, Aramís Fuster y Angel Garó) que Jorge Javier Vázquez calificó de poco profesionales excusando únicamente a la bruja por su edad. Sin embargo, la peruana decidió hacer la competencia al programa donde ha participado realizando una emisión en directo por Instagram contestando en directo a las propias críticas del conductor de Sálvame.

Un programa conciliador

Pese a que el programa final de Gran Hermano VIP suponía ajustar las cuentas pendientes entre concursantes ya con todos en plató (incluida la presencia de la ganadora Miriam Saavedra y los finalistas Koala y Suso), la gala transcurrió con mucha tranquilidad y sin peleas y broncas notables.

Anuncios

La actitud de Jorge Javier fue la de resolver todos los asuntos que quedaban y contrario a lo que el público pudiera pensar. Los concursantes mantuvieron una actitud de educación, respeto y buen rollo dejando los conflictos atrás.

Sin embargo, el presentador de Sálvame se acordó de las ausencias que existían en el programa. Si bien Ángel Garó y Aramís Fuster habían mostrado su inconformidad con que Miriam ganase el concurso y se podía prever su espantada, fue Mónica Hoyos quien se llevó el tapapolvo pues las broncas entre las dos peruanas es algo que ha marcado la edición.

Jorge Javier afea la huída de concursantes

Jorge Javier Vázquez dio el protagonismo principal a Miriam Saavedra, Suso y Koala. No obstante, también tuvo tiempo para arremeter contra Mónica Hoyos acusándola de poca profesionalidad y falta de respeto a equipo y productora por no acudir a la cita que reunía por última vez a los concursantes de Gran Hermano VIP 6. Esas palabras fueron refrendadas por la ganadora y, sorprendentemente, también por Makoke quien, a pesar de intentar justificarla, dijo que debía haber estado allí. Por último, concluyó que "nadie la había echado de menos".

Anuncios

Mónica en Londres pendiente de todo

Mientras se emitía el programa, Mónica Hoyos se encontraba en Londres, pero reclamaba por redes sociales saber sobre todo lo que pasaba en el programa. La contestación de la peruana a las palabras de Jorge Javier Vázquez se produjo en directo, sin embargo desde el programa no le pudieron contestar porque se emitía en diferido (fue grabado un día después de la final).

La madre de la hija de Carlos Lozano no dudó en arremeter contra el catalán diciendo que le parecían fatal los insultos y que los lleva aguantando durante tres meses, un discurso que lleva sosteniendo desde que salió de la casa.

Aun así, afirmaba estar contenta y feliz, pero considerando la decepción que ha supuesto su ausencia y su falta de interés en la final de la gala.