Tinet Rubira, community manager de Operación Triunfo desvelaba lo que para muchos es la confirmación de un tongo que se sospechaba. Tal fue el revuelo en redes sociales que el propio Tinet Rubira y el perfil oficial de OT tuvieron que desmentirlo, pero el daño ya se había hecho viral.

El inicio: Una foto de Brisa Fenoy

Ayer, la compositora Brisa Fenoy se sentó en la silla rotatoria del jurado de "Operación Triunfo". Para dar a conocer que ella era jurado, el perfil oficial del programa subió una foto de Brisa sentada y apoyada sobre la mesa.

Anuncios

Es allí donde estaba el inicio de toda la polémica, ya que en la mesa había un papel en el que los concursantes estarían clasificados como "sigue", "duda" y "favorito".

Aunque cuando se empezó a viralizar la imagen, el perfil de OT la borró, ya era demasiado tarde. La imagen no solo desveló una gran parte de la gala, sino que sobre todo levantó la indignación entre los seguidores del programa, que se mostraron incrédulos ante lo que estaba sucediendo.

Las explicaciones de Tinet y del propio programa

No se podía obviar lo que estaba sucediendo en las redes sociales porque la imagen se había propagado como la espuma.

Tinet Rubira decidió salir al paso: "Son previsiones. Solo cuenta lo que pasa en la gala". Más tarde, el perfil oficial de "Operación Triunfo" seguía aclarando las dudas de los televidentes: "El jurado se reúne el miércoles a las 17h y visiona el ensayo del plató del martes. En base a eso, hacen una previsión que después cambian (o no) al ver la actuación final de la Gala. Esa previsión es la que habéis visto en la foto de Brisa Fenoy".

Unas explicaciones que aunque no han conseguido acabar con el fuego, sí que lo han aliviado.

Anuncios

Para muchos ayer se confirmó lo que ellos sospechaban, que el programa de canto no es todo lo limpio que debería ser en cuanto a las nominaciones. Para otros, este hecho es normal que, aunque lo desconocíamos, es totalmente limpio y lícito.

Brisa Fenoy ya tuvo un problema parecido con Eurovisión

La verdad es que la compositora de "Lo Malo" siempre está envuelta en polémicas y no es la primera vez que una de este tipo le toca de cerca. La primera fue el año pasado en Eurovisión. La andaluza subió a las redes sociales un corto vídeo que desvelaba parte de la actuación final de Amaia y Alfred en el festival de la canción.

Un hecho que estuvo a punto de costar la descalificación en Lisboa. Por este hecho pidió disculpas públicas.