La tensión en Masterchef Celebrity sigue aumentando y ha sido expulsado otro participante. De esta manera, ya son nueve los que han tenido que irse del programa. Los semifinalistas hasta ahora son Boris Izaguirre, Mario Vaquerizo, Antonia Dell’Atte, Ona Carbonell y Paz Vega. La última despedida ha sido para Santiago Segura, que no pudo controlar sus emociones.

Segura no sabe perder

Segura ha demostrado que es un mal perdedor por sus reacciones de manera pública.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Recetas

Esto se hizo evidente cuando emitió comentarios bastantes negativos contra Paz Vega, hasta el punto de que la hizo llorar. El famoso director de películas fue el rival de Paz Vega y Ona Carbonell en la eliminatoria y, según los mismos jueces [VIDEO], la receta en cuestión fue una de las más difíciles.

La idea de la prueba en Masterchef Celebrity [VIDEO] era hacer un postre similar al del chef Jordi Butrón, algo así como una esfera compuesta de chocolate blanco y como adorno, un mousse de frambuesa. Eran 90 pasos para elaborarlo sin retraso; los minutos valían oro. Los resultados fueron interesantes ya que Paz Vega lo hizo mejor, aunque Carbonell se salvó en la raya. Segura ni siquiera hizo la esfera y al no haber semejanza visual con el postre original, perdió la competición y fue expulsado.

Paz Vega no se aguantó e hizo un comentario negativo contra Segura. Al parecer, dijo algo en relación a la elaboración del postre por parte del director. Segura, de manera defensiva, le preguntó a Vega quien le había pedido su opinión y por qué tiene que decirle a alguien que está destruido que lo ha hecho mal.

También señaló que le había salido el monstruo que él llevaba adentro, y es entonces cuando Vega no pudo contener las lágrimas.

Vega no se esperaba esa reacción

Vega seguía llorando, y dijo sorprendida que no se esperaba esa reacción de Segura. Ella afirma que siempre dice las cosas al natural, y que esa reacción del director estaba fuera de lugar.

La tensión aumentaba y no se dirigían la palabra, hasta que Segura reconoció que se perdió el control y pidió disculpas a la actriz y la abrazó. Vega, quién dio por arreglado el problema, le preguntó si seguía en pie lo de la película. Segura se despidió admitiendo que estaba deprimido y que se sentía como un tonto. Ante la risa de los demás, el director decía que no fue ni finalista y tampoco semifinalista.

Segura también confesó que no deseaba que sus hijas vieran lo que le pasó. Según él, sus hijas lo tienen en un pedestal y no quería que ellas descubrieran todo lo que pasó en su expulsión del concurso.