Recientemente, Toño Sanchís apareció en la portada de la revista Semana, alegando que la propia Belén Esteban se ha puesto en contacto con él. Así también ha decidido mostrar la casa que deberá subastar para cancelar la deuda con Esteban. Ante el comentario emitido por Toño, Esteban negó que haya intentado contactar a su ex representante.

Dado los resultados del juicio, Toño Sanchís tiene que vender su casa. Por lo que ha mencionado, que está pronto a mudarse a una casa alquilada, para así poder subastar su vivienda y pagar la totalidad de sus deudas.

Anuncios

Aunque por otro lado, también salió a la luz, que el valor total de la casa no cubrirá sus gastos adeudados.

Durante la entrevista de Toño, él hizo hincapié en que las acciones tomadas por Belén Esteban han sido por mera venganza y se salió con la suya. Es así como Belén entra al ruedo para defenderse de esas acusaciones. Sin dejar margen de duda, enfatiza en que no le roba ni quita dinero a nadie, solo está pidiendo que se lleve a cabo la decisión emitida del juez.

Deuda de Sanchís supera los 500.000 euros

Durante su defensa a las acusaciones de Toño, Belén Esteban decide revelar un dato curioso sobre hechos posteriores al juicio.

Al parecer, los representantes legales de Sanchís entablaron comunicación con los abogados de Belén para ofrecerle un trato. De este modo, el ex representante podía conservar la casa y así cancelar su deuda.

Según Esteban el trato se resume en cancelar la deuda por cuotas mensuales de 1.500 euros, hasta llegar al total de 587.000. Destaca que es inaudito, ya que cubriría el total en 38 años y para entonces tendría 90. Seguidamente añadió, que no está echando a nadie a la calle, solo exige que se cumpla la orden que el juez dictaminó dentro del veredicto final.

Anuncios

Definitivamente, las deudas de Toño Sanchís estarían muy lejos de ser saldadas, ya que la casa se valoró en un poco más de 500.000 euros. De ser vendida, este debe pagar al banco 260.000 de hipoteca y el restante iría directamente a Belén Esteban. Podría amortizar la deuda, pero no la cancelaría en su totalidad por ser una suma elevada.

La llamada a Toño que nunca sucedió

Según la revista Semana, Sanchís mencionó haber recibido un par de llamadas de Belén. La primera de ellas ocurrió previa al juicio de un amigo de su ex marido y otra posterior.

Ambas han sido negadas enfáticamente por Esteban, y esta alude a que es una manera más que desea emplear Sanchís en su contra para desprestigiarla.