La realidad de muchos famosos televisivos es que piensan que los demás son más tontos que ellos o que por salir en la Televisión merecen un trato especial. Este último caso le ha ocurrido a Sofía Suescun y una falda usada.

La falda del delito

Con falda y a lo loco se debería de llamar este episodio porque la locura no ha faltado la verdad. La historia es que Sofía compró una falda, se la puso durante todo un día para lucirla delante de unos 2.889.000 espectadores y luego quiso devolverla en un estado algo lamentable en la misma tienda. Por mucho que la chica sea ganadora de Gran Hermano [VIDEO] no implica que ahora se vaya a hacer una excepción con ella.

Sofía Suescun se compró la susodicha falda en una tienda de Madrid, es una prenda con lentejuelas de la firma 'Guess' y que ella pensaba ponerse en el programa. El precio de la falda es de 99,99 euros en la tienda de la marca en Plenilunio. Dejando a un lado el precio de la falda, ella se la puso para su apoteósica y radiante aparición en la televisión y tras todo el día con ella puesta, quiso devolverla intentado hacer que nunca se la puso ni la sacó de la bolsa. Los dependientes de la tienda no solo no cayeron en la trampa, sino que las curvas de Sofía hicieron mella en la falda de la ganadora de Supervivientes. Ella solo lo negaba con vehemencia y exigiendo enérgicamente que le devolvieran el dinero que pagó.

Los aireados gestos de la ex concursante de Gran Hermano se hicieron visibles para todos los presentes de la tienda mientras ella insistía una y otra vez que no había usado la falda.

Todo ello mientras los propios dependientes le decían que la habían visto en Gran Hermano VIP [VIDEO] con ella puesta. El esperpéntico episodio que estaba protagonizando Sofía llegó a tal extremo que la tienda no tuvo más remedio que hacerle entrega de un cheque regalo.

No es la primera ni la última

Muchas son las famosos y famosos que se miran al espejo y ven a divas y divos que están por encima del Bien y del Mal. Según el portal 'Cotilleo.es', hay otra famosa televisiva que devuelve la ropa que se compra con la etiqueta aún puesta y todo, sin un simple arañazo ni nada, eso sí las prendas son devueltas hechas un cristo y sin lavar. Todo depende de la tienda que la atiende y las concesiones que está dispuesta a permitir. En el caso de Sofía Suescun no le sirvió de nada haber ganado Gran Hermano ni Supervivientes ni ser uno de los rostros más conocidos de la televisión española en la actualidad.