Desde que abandonase la última edición de "Gran Hermano" no se le ha vuelto a ver el pelo a Oriana Marzoli en ningún programa de Mediaset. La cadena [VIDEO] de Paolo Vasile anda bastante enfadada con el comportamiento de Marzoli en su reality estrella. Sin duda, Oriana ha sido la mayor decepción del elenco (compartiendo el puesto con Aramís Fuster). Pero, la hispano-venezolana lejos de callarse ha cargado contra el formato que presenta Jorge Javier Vázquez.

"No volvería a entrar"

Así de tajante se ha mostrado Marzoli en su último photocall, "No echo de menos 'GH VIP'. Ni de coña entraría de nuevo". Pero su problema no es sólo con la Televisión española, Oriana reconoce que, ahora mismo, no quiere entrar en ningún reality: "Necesito aire, respirar, hacer mi vida, me quiero sentir anónima. No estoy apta para ningún reality, tengo ansiedad". Un objetivo que le va a resultar muy complicado cuándo tiene más de un millón y medio de seguidores en Twitter y vive de su imagen pública desde hace muchos años.

Tampoco hay que olvidar que el próximo mes de Enero, Mega, el canal chileno en el que Marzoli ya ha realizado 3 realitys, estrenará nuevo programa y muchas quinielas tienen el nombre de la ex-gran hermana. ¿Se volverá a encerrar Marzoli en el país chileno?

Cree que se le está tratando de manera injusta

Oriana piensa que los encargados del programa de convivencia no han entendido lo que le pasó en la casa de Guadalix de la Sierra. "No sé cómo se han portado pero no se ha entendido lo que yo siento. Soy humana y por mis venas corre sangre. No soy un robot" se defiende al ser preguntada por el trato recibido tras el abandono.

Para los haters también tiene un mensaje: " Ahora mismo estoy súper a gusto así, me va muy bien en las redes sociales. A mí lo que piense el resto me la suda. Haters siempre ha habido".

No sigue el programa

Siguiendo su ronda de confesiones, Oriana admitió que está totalmente desconectada del programa [VIDEO] que abandonó hace un mes. "No sigo el programa, no lo sigo, me agobio nada más viéndolo" admitía a la prensa allí congregada. Tampoco se debió llevar buena opinión de algunos de sus compañeros pues según salió del concurso dejó de seguir en las redes sociales a Suso y a Mónica Hoyos.

En definitiva, una mala experiencia tanto para Oriana Marzoli como para los encargados de Mediaset que pensaron en ella para ocupar una plaza del reality de convivencia más famoso de la televisión española.