Aitana Ocaña, la exconcursante de Operación Triunfo debutó el pasado 18 de octubre con su primer libro: 'La tinta de mis ojos'. Fueron muchas las críticas que recibió ya que el libro no cuenta apenas con frases de su propia [VIDEO] autoría; la chica se defendió diciendo que se sirvió de la ayuda de una coach escritora, ya que según ha manifestado en muchas ocasiones no sabe expresarse muy bien y a veces puede cometer faltas de ortografía.

La ilustración pertenecía a Bianca Castellar

Lo que sí que ha reconocido en su cuenta de Instagram el mismo día que se lanzó el libro fue que las ilustraciones las había diseñado durante todos estos años en servilletas, en billetes de tren o en su propia libretas, aunque parece ser que ahora no todas las ilustraciones pertenecen a Aitana.

Parece ser que Aitana habría plagiado los dibujos de Bianca Castellar, una conocida artista la cual no ha tardado apenas tiempo en pronunciarse al respecto de este libro. Ha comentado que se siente muy molesta, que hace apenas un par de días que conoce esta situación y que está tratando de procesar cómo se siente ya que no es la primera vez que tiene problemas con la manipulación de su trabajo [VIDEO] sin su consentimiento, puso de manifiesto que se negaba a guardar silencio sobre este tema y le daba igual el precio que costase.

Aitana Ocaña reconoce su fallo y Cepeda la defiende

La respuesta de Aitana no se ha hecho esperar. También quiso dar su opinión y pedir disculpas a través de su cuenta de Twitter, en una publicación en donde ha explicado que en su libro aparecen tres retratos, de los cuales dos de ellos son firmados por un documento de derechos de autor y que ella misma se encargó de dejarlo resuelto para que quedase listo; y en cuanto al tercer retrato afirma que lo dibujó ella misma hace dos años con una imagen y que lo hizo para su blog de dibujo cuando estaba en segundo de bachillerato.

Aparte Aitana añadió que estuvo durante mucho tiempo buscando de quién podría ser la fotografía, y que cuando la encontró, no pudo saber quién era la autora. Señaló que estuvo deliberando durante mucho tiempo si publicar o no esa imagen y finalmente llegó a la conclusión de que era algo diferente a la fotografía, y que por ello, no iba a pasar nada si lo publicaba y que había sido un error por su parte.

Parece que la cantante cometió un error al dibujar la misma ilustración que pertenecía a Bianca Castellar, pero qué del mismo modo no ha dudado en entonar el mea culpa y pedir perdón por algo que pensaba que había hecho correctamente.

Con todo este revuelo la chica ha sido defendida públicamente por su exnovio Luis Cepeda, quien ha tuiteado una frase que decía que ojalá hubiera un mundo en donde nadie hablase mal de nadie y no hubiera prejuicios.