Sin duda, Oriana Marzoli ha sido uno de los grandes nombres de la semana. Su plantón histórico (pero no el primero) a un Reality de Mediaset ha acaparado miles de titulares. Todos coinciden en una cosa: Oriana [VIDEO]ha sido un auténtico fraude, pero ninguno ha reparado en conocer exactamente que le ha ocurrido a la chica ni cómo está tras su salida de la casa de Guadalix de la Sierra.

'Dejadme en paz'

Es lo primero que exclamó Oriana al ver acercarse una cámara del programa "socialité", que conduce María Patiño. Vestida de incógnito, tapándose la cara con una bolsa roja y sollozando mientras no paraba de decir: "No me he cambiado ni de ropa, por favor".

Unas palabras que se han tomado como frívolas.

Ya no hay duda de que el abandono de Oriana se debe a una gran saturación. La rubia lleva más de 5 años viviendo de la Televisión y parece que su salud mental está al límite, y es que vivir del mundo de los realities también pasa factura. Su utópica idea de volver a ser anónima pasa, por el momento, por privatizarse el Instagram. No sin antes dejar de seguir a sus compañeros de aventura, Suso y Mónica Hoyos.

La defensa de su madre

Ayer, su madre,Cristina, intentó defender a Oriana en el debate de GH VIP 6 [VIDEO]. Un intento que en vez de mejorar la situación la empeoró. "Me siento fatal" comenzaba a decir Cristina para rematar con "estas cosas son muy importantes para su carrera en la televisión". Además quiso defender que su hija es un perfil perfecto para un reality porque es "real".

Un argumento que sirvió para que Sandra Barneda, presentadora del programa, metiese la pullita: "Lo que es real es que ha abandonado en menos de 48 horas. Además tu hija frivolizó e intentó negociar para no pagar la sanción". Y es que el tema sanción también ha dado mucho que hablar.

La sanción

Es bien conocido que todo concursante de reality de Mediaset debe pagar una multa si decide abandonarlo. Por ejemplo, Adrián Rodríguez tuvo que pagar 30.000€ por abandonar la edición pasada de Supervivientes. Una cantidad que sería muy similar a la que le exigen a Marzoli.

Sin embargo, existe controversia con esta cláusula, pues muchos advierten que no es legal. Algo que parece ser cierto, pues Lucía Etxebarria demandó a la productora tras abandonar Campamento de Verano y el juez le dio la razón lo que permitió a Lucía no tener que pagar ni un euro. Qué hará Oriana Marzoli ¿pagar religiosamente o demandarles y arriesgarse a no volver nunca a Telecinco?