En estas últimas semanas en Telecinco ha ocurrido un hecho histórico: la vuelta de Isabel Pantoja a través de llamadas telefónicas, algo que no ocurría desde hace años y por lo que muchos colaboradores, periodistas y tertulianos se han ilusionado e incluso emocionado al escuchar la voz de la tonadillera en Televisión.

Isabel Pantoja en una posición privilegiada

Desde la primera llamada hablando y aclarando la polémica que se cernía en torno a la relación con su hija Isabel, la cantante ha llamado en dos ocasiones más y por lo que deducen fuentes de Periodista Digital ha sido por tres motivos: por un lado se sospecha que Isabel Pantoja quiere volver a Mediaset, por otra parte que quiere aumentar su caché y otro del que no se está tan seguro es que quiere que su sobrina Anabel abandone el programa y esto último es algo que ha conseguido.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Lo cierto es que el puesto de Anabel Pantoja dentro de Telecinco es bastante delicado ya que ella hablaba siempre en nombre de su familia y cada vez que ocurría algo tampoco podía contar demasiados detalles, lo que sí que es cierto es que Anabel ha defendido con uñas y dientes a su familia y que ahora le ha tocado vivir una situación que personalmente no se merece.

Por este motivo cuando Isabel Pantoja ha empezado a llamar a Sálvame, Anabel Pantoja se ha visto en una encrucijada ya que ha perdido relevancia en el programa [VIDEO] y por si fuera poco, muchísimas veces la cantante ha dejado claro que no le gusta que su sobrina trabaje en este programa.

Kiko Rivera acusa a Anabel Pantoja de 'vendida'

Este pasado lunes, Isabel Pantoja volvió a llamar a Sálvame y su sobrina le aconsejó que no hablase de Dulce ya que había varias demandas presentadas y que quizá eso no fuera lo más apropiado, pero el martes Kiko Hernández contó que durante un intermedio en el que acudió al médico de Telecinco, se encontró a la sobrina de Isabel Pantoja llorando [VIDEO] y discutiendo con su tía y es que al parecer Kiko Rivera le había mandado unos mensajes en la que la acusaba de ser el motivo por el que su madre se había expuesto ese modo.

Kiko Rivera le había dicho a su prima que se movía únicamente por dinero y qué pudiendo parar la llamada no lo había hecho, incluso la amenazó con que no quería saber nada más de ella. Anabel Pantoja reconoció esta información y se mostró muy triste por las palabras de su primo ya que no entendía cómo podía decirle todo eso cuando ellos siempre se habían llevado bien. Tras esto, terminó yéndose del plato y Kiko Hernández informó que Anabel dejaba Sálvame definitivamente.