El divorcio de Kiko Matamoros y Makoke ha dado mucho de qué hablar en Sálvame, pero nada ha dejado tan sorprendidos al público y a los colaboradores del programa como la última confesión hecha por Kiko en el plató. Y es que este ha admitido que una infidelidad fue la causa de la disolución de su matrimonio.

El mismo Matamoros aseguró que él fue el infiel en la relación y que su ahora ex esposa no pudo soportarlo, por lo que decidieron terminarlo todo de forma legal.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Así mismo, aclaró que cree ser el culpable del fracaso de su vida conyugal, acabando con muchos de los rumores sobre su separación con Makoke [VIDEO].

El préstamo que molestó a Makoke

Parece que la infidelidad de Kiko fue el detonante de una cadena de problemas y peleas que la pareja ya tenía de antes.

Uno de ellos fue un préstamo de dinero que el colaborador le hizo a una mujer a espaldas de Makoke, lo que deterioró muchísimo el matrimonio e hizo que esta perdiese poco a poco la confianza en su marido.

Según Kiko, la mujer a la que le prestó dinero necesitaba recursos económicos urgentemente. El colaborador explicó que lo hizo por ayudar y que esperaba que le devolviesen el monto que había cedido. Además, dejó en claro que nunca tuvo una relación física o íntima con la aludida, más allá que el de un amigo y prestamista. Eso sí, evitó por completo dar a conocer la identidad de la dama frente a las cámaras.

Kiko comentó que no había querido contarle nada a su esposa en ese momento debido a que ambos tenían sus propios gastos y problemas de administración. Sin embargo, Makoke terminó enterándose y se molestó bastante con su marido aquel entonces.

No obstante, Kiko [VIDEO]dijo que solo realizó el préstamo una vez, ya que la mujer no quiso devolverle el dinero. A pesar de ello, el daño ya estaba hecho: Makoke comenzó a decepcionarse y a sospechar de él.

La confesión de Kiko Matamoros

Luego de haber contado la anécdota del préstamo, Matamoros hizo una confesión que dejó a varios de los colaboradores de Sálvame boquiabiertos. El defensor del espectador admitió que hubo una persona que se interpuso en su matrimonio y que, finalmente, terminó acabando con él.

Kiko Matamoros no dio el nombre de su amante, pero dijo que había llevado la relación extramatrimonial de una forma muy sutil y callada. Aun así, eso no evitó que Makoke se enterara y decidiese ponerle un alto a su ahora ex marido.

De acuerdo a Matamoros, en algún momento, antes de su divorcio, Makoke pensó que podía perdonarlo. Sin embargo, la modelo no pudo soportar los actos de su esposo y creyó que lo mejor para ambos era ponerle punto y final a lo suyo. Esto le cayó muy mal a Kiko, quien afirma que él tampoco va a poder perdonarse por hacerles daño a su ex mujer y la chica con la que salía a escondidas de esta.

Actualmente, su relación con la desconocida acabó. Todos en Sálvame especulan quién puede ser, aunque algunos ya lo saben, como es el caso de Lydia Lozano. Por otro lado, Matamoros se siente seguro porque cree que la identidad de su amante no se conocerá nunca mientras él no la saque a relucir.