Apenas ha pasado un mes desde que se hiciese publica la separación [VIDEO] de Kiko y Makoke, y ambos ya han fichado por diferentes programas de Mediaset. Mientras que Makoke ha optado por encerrarse en Guadalix de la Sierra, Matamoros ha preferido dar lecciones amorosas en Mujeres y Hombres y Viceversa, el programa dónde trabaja su hija Laura desde hace unos meses. A partir de ahora, Matamoros compaginará sus dos papeles en ambos programas: Defensor de la Audiencia en Sálvame y Asesor del amor y tal vez, tronista en Mujeres y hombres y viceversa .

Hoy ha sido el primer día de Matamoros en plató y no ha dejado indiferente a nadie debido a los titulares que ha dado gracias a la insistencia de la presentadora, Emma García.

Kiko se ha pronunciado sobre su separación, sobre el estado de su corazón y sobre si querría ser tronista.

Una proposición de trono

Laura Matamoros lo tiene claro, su padre necesita un trono para olvidar a Makoke y poder a tener una ilusión en el amor. Una propuesta que le ha resultado muy interesante a Emma: "Sería bueno tener un trono de cierta edad". Matamoros ha dicho en tono jocoso que se lo iba a pensar.

Tener ganas de enamorarse es la virtud esencial que debe tener cualquier tronista. "¿Tú corazón está abierto?”, preguntaba García al ex-colaborador de Sálvame, a lo que él respondía: “Hombre, abierto a enamorarme [VIDEO]no, pero sí a tener mis cositas”. Parece que Kiko necesitará un poco más de tiempo para poder recuperarse de las heridas.

La separación de Makoke

Las heridas siguen a flor de piel y tanto Laura como Kiko han hablado sobre el tema.

"Estoy bien. Como he vivido tanto puedo trascender las cosas. Y, además, ha habido experiencias pasadas de crisis" intentaba tranquilizar, con estas palabras, Kiko a la audiencia.

Sin embargo, hace unos días, Laura mostraba que esta separación no ha sido una noticia positiva para ella: "Aunque Makoke nunca había sido santo de mi devoción, ella le daba estabilidad". Una estabilidad que se ha roto tras dos décadas de amor con la ex-azafata del telecupón. No obstante, hoy se ha mostrado más serena dado que Kiko le ha remarcado que esta separación era lo mejor para la familia.

Amor paterno

A quién si le ha declarado Kiko su amor incondicional ha sido a su hija, Laura. “Ella, ahora mismo, es uno de mis dos amores” decía Kiko visiblemente emocionado. Una palabras que pueden abrir heridas en el resto de sus hijos, especialmente, en Diego Matamoros.