Tras casi dos décadas de amor y una hija en común (que acaba de cumplir la mayoría de edad), Kiko Matamoros y Makoke Giaver se separan. Así lo anunciaba la revista Lecturas, medio de cabecera de las caras televisivas [VIDEO] de Mediaset, esta mañana. Una de las parejas más sólidas de la pequeña pantalla se separa y el patriarca ha decidido dar la cara en su programa "Sálvame".

Los motivos de la ruptura

Lecturas no solo soltaba la campana, sino que se aventuraba a dar los primeros motivos que han precipitado esta separación tan "repentina" e "insalvable", como ellos lo califican. Aunque durante estos veinte años han atravesado por numerosas situaciones de crisis (especialmente fuerte fue en la que Makoke echó de casa a Matamoros dos meses antes de darse el "sí,quiero"), esta última ha arrasado con el maltrecho matrimonio.

Los problemas familiares con los hijos de Kiko y los problemas económicos también del colaborador han terminado propiciando que Makoke le pidiese el divorcio sin posibilidad de réplica.

"No estoy feliz, pero estoy bien"

Decía Kiko Matamoros al confirmar que la separación es irreversible. Así mismo, el colaborador ha reconocido que su todavía mujer le había dado numerosos avisos antes de tomar la decisión, pero que él los había ignorado. Sobre la existencia de terceras personas, él se sincera: "Ojalá fuese así porque entonces se podría solucionar. Es una ruptura basada en el desgaste de una relación."

Problemas económicos

Es una duda que siempre ha planeado sobre el padre de Diego Matamoros. Ahora tras el divorcio, las cosas podrían ponerse aún peor. La mayoría de las propiedades están a nombre de Makoke debido al gran problema de Matamoros con la Hacienda española.

Hace casi dos años, la pareja se casó en régimen de separación de bienes. "El tema económico me trae sin cuidado, porque tengo suficiente confianza en mí mismo para salir adelante" ha explicado Kiko.

Anita, la gran damnificada

La única hija nacida del matrimonio está siendo quién más esta sufriendo ante esta noticia. Anita, quién hace poco alcanzó la mayoría de edad, ha tenido que hacer frente hace unos días a las informaciones [VIDEO]que apuntaban a que había sido despedida de una agencia de influencers, y ahora, tendrá que enfrentar a las numerosas horas de Televisión que ocupará este televisivo divorcio entre sus padres. "Nadie lo está pasando bien y lo que quiero es que nadie lo pase peor de lo necesario." rezaba hoy Kiko. ¿Lo conseguirán o querrá ahora Makoke defenderse de las acusaciones que vertieron sobre ella los hijos del que pronto será su exmarido?