El fenómeno viral Gran Hermano [VIDEO] ha vuelto. Según los datos de Kantar Media, la empresa que realiza las audimetrías en España, el Reality ha conseguido colocar sus tres emisiones de la semana pasada como los temas más comentados [VIDEO] de Twitter España. La previa de la gala inicial registró 48.100 tweets, la gala 155.100, y en el debate fueron 154.400.

Lejos ha quedado ya la última edición de Gran Hermano, denominada "Revolution", que más que una revolución supuso un suicidio del rey de los realitys. La productora y el canal, con la intención de proteger sus contenidos para que fuesen visualizados sólo a través de Mediaset, acabó con el canal 24 horas.

Si alguien quería ver qué sucedía en la casa debía acudir a la gala semanal y visualizar los vídeos que había escogido el programa. Nada de Twitter ni Redes Sociales.

El resultado fue obvio: la conversación sobre el programa murió. Ya no había polémicas que pudiesen explotar durante la semana, calentar las redes y arrastrar a los espectadores a la gala o al debate. El programa dejó de generar interés y registró las peores audiencias de su historia.

Este vez los directivos de Zeppellin y Mediaset han entendido que cometieron un error profundo. Por eso dejaron descansar al reallity un año: para reparar su desgaste y tener tiempo para diseñar una nueva estrategia de difusión de contenido. "Quien quiera ver Gran Hermano VIP no va a poder escaparse de verlo. Si no lo ve es porque no quiere, no porque no le ofrezcamos oportunidades para hacerlo" afirmó en la rueda de prensa de presentación del VIP Manuel Villanueva, director de contenidos de Mediaset.

El reality ha renacido y la nueva estrategia de Telecinco pasa por ser más "aperturista" con sus contenidos. En primer lugar, el 24 horas se puede visionar en Youtube durante 10 días. En la rueda de prensa dijeron que se podía extender si era necesario. Y la verdad es que viendo los resultados deberían reflexionar seriamente si quieren renunciar a la emisión a través de Youtube, porque les está generando unos resultados espectaculares. Además, no le quitarían protagonismo a Mitele, ya que ahí se puede visionar la casa con multicámara, hay un valor añadido para entrar.

La nueva estrategia también está repercutiendo en las audiencias televisivas. Esta edición de Gran Hermano VIP se ha estrenado con un 24'9% de cuota de pantalla. Un share superior al del estreno de la edición que ganó Belén Esteban.

Ayer con el debate marcó un 18'3% frente al titánico Masterchef Celebrity, lo que demuestra que sigue muy en forma y que posiblemente nos encontramos ante una de las ediciones más mediáticas.

Siguiendo la estela de Operación Triunfo

Mientras el año pasado Gran Hermano naufragaba, Operación Triunfo consiguió resucitar logrando un fenómeno mediático cercano al de su primera edición. ¿El motivo? Su estrategia de difusión de contenido. Los directivos de Gestmusic y TVE arriesgaron y triunfaron creando el primer programa televisivo transmedia, donde el espectador podía visualizar el contenido que ofrecían en cualquier plataforma y además hacerlo en el momento que crea adecuado.

Este éxito ha marcado un punto de inflexión en la relación de las televisiones con Youtube. Operación Triunfo acumuló un total de 403 millones de visionados. El responsable de alianzas de Youtube España y Portugal afirmó en una entrevista a ABC que "el canal en direct ayudó a Gestmusic y RTVE a encontrar instantáneamente su audiencia y generar un movimiento de fans fieles hiperconectados con el programa". Además, también consiguieron acercar al fenómeno a los Youtubers más famosos, que acabaron comentando el programa desde sus propios canales.

Gran Hermano VIP está tratando de generar el mismo fenómeno social que el talent musical. De momento va viento en popa, tienen un hashtag en Twitter cada día entre los Trending Topic del país donde se va generando conversación acerca de lo acontecido en la casa. Recomendaría encarecidamente a Mediaset no eliminar la emisión en Youtube, siempre es peligroso tocar lo que ya funciona