La industria cinematográfica más poderosa del mundo celebra que la academia de Hollywood ha desistido de seguir adelante con la creación de un galardón para la cinta más popular. Este premio fue anunciado el pasado agosto, como parte de los cambios previstos por los organizadores para optimizar el tiempo de la ceremonia y hacerla más atractiva de cara a la audiencia, el próximo 24 de febrero de 2019.

Luego de conocerse la noticia de la nueva premiación, la controversia no se hizo esperar. Un número importante de destacados cineastas objetó el anuncio indicando que no tenía sentido premiar una película popular cuando ya existe el premio a la mejor cinta del año.

Dicha polémica obligó a los directivos a informar a través de un comunicado la decisión de no seguir a delante con el nuevo premio, el cual no será descartado, sino que formará parte de una agenda de futuras consultas y debates.

El renglón de la película más popular, estaba lleno de incógnitas. Muchos se preguntaban cuáles eran los criterios para seleccionar los films merecedores de tal categoría y si dichos criterios podrían increpar o restar importancia al galardón más importante: la mejor película.

La 91º edición de los Óscar buscará ganar puntos de audiencia perdidos

Si algo marcó la 90º edición de los Óscar [VIDEO], fue el índice de audiencia más bajo de la historia de la mítica gala. Las ceremonias anteriores, en las que se premiaba la excelencia de los profesionales de la industria cinematográfica, celebradas desde 1929, habían ocupado un sitial de honor entre las galas más importantes y de mayor audiencia del mundo, pero un bajón abrupto en la preferencia de los televidentes, condujo a proponer cambios para adaptar el formato de la gala a las preferencias de un público que no es el mismo de hace diez años atrás.

Los largometrajes favoritos para alzarse con la estatuilla dorada

De acuerdo con los críticos, A Star is Born, dirigida por Bradley Cooper, se posiciona como una clara favorita para ganar el Óscar. Sin embargo, la competencia estará reñida porque el film First Man, del director Damien Chazelle, también tiene preferencia entre los críticos más influyentes en la industria cinematográfica [VIDEO].

Entre el renglón a la mejor actriz, suena el nombre de Toni Colette, por su interpretación en Hereditary, y en la categoría de mejor actor, Lucas Hedges, por su controvertido personaje en el largometraje Boy Erased, del director Joel Edgerton, en el que también participa Nicole Kidman, a quien ya se le atribuyen méritos para llevarse la estatuilla dorada como la mejor actriz de reparto.