En Inglaterra, un hombre declarado transgénero, que cumplía condena en una cárcel de mujeres, fue encontrado culpable por el delito de violación a sus compañeras reclusas. El hombre de nombre Stephen Wood se hizo llamar Karen White, se maquillaba, adoptó gestos femeninos y se declaró transgénero tras ser acusado por la violación de tres mujeres y encarcelado en un recinto de hombres.

Gracias al cambio de aspecto, las autoridades inglesas, a pesar de conservar sus genitales masculinos y sus antecedentes, lo enviaron a la cárcel de mujeres de West Yorkshire, donde cometió otras violaciones.

Anuncios

La primera semana en la que Karen White, de 52 años, pasó tras las rejas del reclusorio femenino, embistió sexualmente contra otras reclusas, pero en su defensa alegó que no le atraían las mujeres y además sufría de disfunción eréctil; sin embargo, las autoridades de la cárcel permitieron que continuara recluido en la sede, hasta que se descubrió que había estado cometiendo otras violaciones.

En este caso, las autoridades del Ministerio de Justicia del país europeo, han pedido disculpas por no haber revisado de manera exhaustiva el historial de abusos de Karen White y evaluar de manera especial el caso.

Revive la polémica

¿Los hombres transgénero deben pagar condena en cárceles de hombres o mujeres?, es la pregunta que no escapa a la reflexión colectiva hoy en día. Un episodio que se pensaba superado, cuando se decidió que los hombres en condición de transgénero podían pagar su condena en reclusorios de mujeres, ha revivido y aun con más aportes a la justicia.

Si un hombre que se declara transgénero comete un delito, siempre que no haya completado su transición, se encarcela en cárceles para hombres, si el delito es sexual, se le recluye en cárceles especiales para hombres condenados por delitos sexuales, sin embargo, un transgénero en cárceles de hombres puede llegar a ser un sujeto vulnerable, siendo este asunto parte de la polémica que ha despertado el caso de White.

Anuncios

Pero para los defensores de los derechos de las mujeres, Karen White tenía una serie de antecedentes que no se tomaron en cuenta a la hora de enviarlo a una cárcel de mujeres, por ejemplo, el historial de abusos, incluyendo menores, muchas de sus atrocidades las cometió antes y luego de adoptar la forma femenina.

El asunto está en que White, se comportaba y era un violador, además tenía consigo sus genitales masculinos, escribió una usuaria de Twitter respecto al caso.

Millones de personas alzan sus voces

Para la periodista Janice Turner "encerrar a violadores en cárceles de mujeres, entre reclusas vulnerables que incluyen víctimas de violación, es como poner al zorro en el gallinero", escribió en su columna del diario The Times.

Mujeres de diversas organizaciones han expresado por distintos medios su pesar por lo incompetente que pueden ser los organismos encargados de administrar la justicia. La comunidad de personas transgénero ven en el caso de White un posible retroceso en cuanto a los derechos logrados hasta el momento.