Muchos sabemos que la relación que mantienen los colaboradores de Sálvame, Lydia Lozano y Kiko Matamoros ha sido siempre parecida a una montaña rusa de idas y venidas, pero esto último ha sido la gota que ha colmado el vaso. Las cosas han pasado a palabras mayores.

Ambos protagonistas han tenido un duro enfrentamiento y no han tenido reparo a la hora de acusarse gravemente, algunas veces incluso de forma graciosa, pero la mayoría de ellas las afirmaciones contaban con una gran cantidad de rencor y viejas rencillas que salían a la luz, dejando ver que la relación entre Kiko Matamoros y Lydia Lozano es bastante turbia debido a los años de encontronazos y broncas que llevan.

La última de ellas se produjo cuando los dos colaboradores de Sálvame se enzarzaron y Kiko Matamoros no dudó en acusar [VIDEO] a Lydia Lozano de que era una traidora supuestamente por unas fotografías de la expareja de Makoke en un sitio de alterne que Lydia Lozano pretendía vender.

Kiko Matamoros afirma una sutil afición de Lidia Lozano a los locales de alterne

Esta acusación no sentó nada bien a la periodista y veterana colaboradora de Sálvame la cual no dudó en desmentir que jamás había tenido intención de negociar con esas supuestas imágenes a pesar de haber sido tomadas en un 'garito de luces' dijo que no la sorprendieron.

Pero lo que no se esperaba era lo que Kiko Matamoros iba a decir a continuación, el recién vuelto a Sálvame afirmó que era normal que no le llamasen la atención este tipo de imágenes suyas, ya que Lydia Lozano tenía por costumbre frecuentar los bares de alterne, algo que dejaba atónitos tanto a la audiencia como a los colaboradores de Sálvame y a todo el equipo.

Pero lejos de ofenderse y de exaltarse cómo es típico en Lydia confirmó que era verdad la información que acababa de ofrecer su compañero, algo que como [VIDEO] es normal sorprendió muchísimo al resto de colaboradores.

Los colaboradores también opinaron

El primero en dar su opinión acerca de la confesión de Lydia Lozano fue Rafa Mora, el cual aseguraba no conocer esta faceta de Lydia Lozano pero Kiko Hernández por otra parte no parecía entusiasmado por esta confesión de hecho dijo qué Lydia Lozano acostumbraba a ir a estos sitios incluso acompañada de su marido Charly.

En resumen la tarde de Sálvame se convirtió en un jolgorio entre colaboradores y audiencia, Kiko Matamoros confesó algo que no pareció dejar impresionada Lydia Lozano pero qué se dejaba entrever de sobra que había ido a fastidiar sin piedad a la que un día fue su amiga.