Carmen Martínez Bordiú, la nietísima del dictador Francisco Franco, no gana para disgustos en los últimos meses. A la exhumación de los restos de su abuelo tras la firma del consejo de Ministros de Pedro Sánchez dando luz verde a la exhumación de los restos del Valle de los Caídos hay que sumarle su marcha de España hacia Portugal debido a las polémicas que la estaban persiguiendo últimamente y sus declaraciones [VIDEO] tras su marcha a Portugal: "me voy porque este país es insufrible".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Condenada a pagar más de medio millón de euros por impagos a Hacienda

Sin embargo, no se trata del único problema que ha llegado a la vida de Carmen [VIDEO] Martínez-Bordiú, pues ahora la Audiencia Nacional ha condenado a la nueva condesa a pagar concretamente 525.063 euros a Hacienda por impago de impuestos tras vender acciones.

Ha sido concretamente el medio 'Infolibre' el que pone de manifiesto que la nietísima de Franco consiguió 9,9 millones al pasar en el año 2006 hasta 42 participaciones de una inmobiliaria donada por su madre. Sin embargo, esos ingresos los declaraba como ganancia patrimonial y no como un beneficio real.

La Audiencia Nacional rechaza los recursos interpuestos por Carmen Martínez Bordiú

Pese a que la sentencia fue dictada en marzo, ahora la Audiencia Nacional ha confirmado la condena impuesta por la Agencia Tributaria a pagar más de medio millón de euros. Dinero que dejó de pagar entre los años 2007 y 2008 de IRPF. Tras un tercer recurso impuesto por la nueva duquesa de Franco, la Audiencia rechaza el recurso contencioso administrativo por haberse acogido a unos beneficios fiscales que no le correspondían por su actividad.

Puso de manifiesto que era su actividad económica y tras una inspección se determinó lo contrario

Para intentar tributar menos, la nieta del dictador puso de manifiesto que llevaba a cabo una actividad económica sobre esos inmuebles. Concretamente, mediante el arrendamientos. Sin embargo, tras una inspección de Hacienda se determinó en el año 2011 que la nueva duquesa de Franco no tiene derecho a este tipo de exenciones fiscales, demostrando además que no se estaba realizando ningún tipo de actividad económica en dichos inmuebles.

En definitiva, todo indica que la nueva duquesa de Franco tiene numerosos problemas, pues podrá agotar las vías legales recurriendo ante el Tribunal Supremo en última instancia. Algo parecido a lo que tendrá lugar cuando exhumen los restos de su abuelo, por lo que Carmen Martínez-Bordiú tiene numerosas polémicas a su alrededor.