El espacio televisivo más polémico de Mediaset sigue dando titulares en los últimos tiempos. Pese a que 'Sálvame' lleva en la parrilla televisiva la friolera de ocho años, el espacio televisivo de Jorge Javier Vázquez ha sido sancionado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia [VIDEO].

Concretamente, la cadena ha recibido numerosas multas que suman una cifra millonaria, concretamente, 1,3 millones de euros por diversos contenidos emitidos durante los días 8,9,10 de enero y 9 de febrero de 2018.

Una multa de más de 1 millón de euros por un contenido inapropiado para los menores

El argumento de esta sanción millonaria está motivado por unos contenidos que pueden ser perjudiciales para el desarrollo físico, mental y moral de los menores.

Sin embargo, la propia cadena ha recurrido la multa millonaria afirmando que es "desproporcionada" dado que son seis multas diferentes que alcanzan [VIDEO] más de un millón de euros.

Según Mediaset, ejemplifica la arbitrariedad con la que se tratan los asuntos de la televisión generalista que carece de una hiperregulación. La cadena también argumenta que el organismo que lo regula hace creer que cuida la infancia cuando realmente, mira para otro lado con contenidos que los menores consumen en Internet.

El programa sigue con la misma táctica pese a la sanción

Pese a esa sanción millonaria que Paolo Vasile tendrá que pagar sin demasiado esfuerzo teniendo en cuenta que en los primeros seis meses de 2018, la cadena ha facturado 481,5 millones de euros, lo cierto es que el espacio televisivo de 'Sálvame' sigue la misma línea con sus contenidos perjudiciales para los menores.

Fue el pasado jueves, en mitad del programa, cuando los colaboradores comenzaron a debatir sobre la esterilidad de Gustavo González sin ni siquiera decorar el lenguaje que usaban.

Quisieron someter a una prueba de fertilidad a un colaborador en directo

La escena, cargada de surrealismo, iba a más cuando propusieron que el colaborador se sometiera a la prueba de fertilidad en pleno directo e incluso el bote en el que iba a estar el semen, estaba visible encima de la mesa.

Finalmente, el médico decidía que dicho experimento no se podía llevar a cabo. Con esta nueva escena podemos admitir que Sálvame sigue vulnerando las normas del horario infantil a pesar de haber sido el espacio televisivo que más multas lleva acumuladas a lo largo de sus casi 10 años de historia. Eso sí, sin demasiada intención de cambiar sus costumbres.