El viernes 13 de julio del presente año Diego Matamoros [VIDEO] y Estelena Grande decidieron unir sus vidas, y además consolidar su amor con el “sí, acepto”. Pero la ceremonia también fue la oportunidad perfecta para unir a la familia, pues a tan solo unos días de la boda Matamoros había anunciado públicamente que su padre, Kiko Matamoros estaba cordialmente invitado. Además agregó que si él asistía al evento, tomaría el gesto como un paso para comenzar a hacer las pases.

Eventualmente, el padre de Matamoros asistió al gran día de su hijo, pero lo que parecía ser un paso para la reconciliación de ambos, se terminó convirtiendo en el foco de una nueva pelea.

Semanas después de su boda Matamoros se enteró que su padre tuvo otras intenciones con su asistencia al evento, y que realmente su prioridad no era acompañarlo.

Una gran decepción

Diego Matamoros tuvo la oportunidad de aparecer en Sábado Deluxe’ [VIDEO]. Durante el programa el joven confesó que se sentía muy decepcionado de su padre, y que ya no había posibilidad de reconciliación entre ellos dos. Pues para él su padre esta enterrado; y por ende no merece ni un solo minuto más de su vida. El disgusto de Matamoros se debe a las intenciones que tuvo su padre en su gran día. El empresario se enteró de que su padre asistió a su boda solo para lucrarse económicamente, ya que asegura que Kiko recibió la cantidad de 16.000 euros por asistir a la boda y mostrarse junto a su madre.

Durante su confesión también expresó que la pareja de su hermana Laura Matamoros, Benji Aparicio era el responsable de llevar información de su vida privada a la prensa, pues se enteró de que era él quien se encargaba de filtrar algunos hechos.

Además, afirmó que le duele que su hermana Laura este tan cerca de su padre. El joven también siente que su hermana le mintió, pues ella también sabía que su padre asistiría ese día, lo que no puede asegurar es si ella estaba consciente de la paga que Kiko iba a recibir.

Laura responde

Luego de las declaraciones de su hermano Laura Matamoros llamó a Gema López para expresarle que opinaba sobre las confesiones que estaba haciendo ante las cámaras. Laura expresó que su hermano estaba diciendo todo eso como una estrategia publicitaria para poder entrar a ‘Gran Hermano VIP’. Además, afirmó sentirse muy decepcionada, pues no esperaba algo así de Diego. Laura se encuentra muy preocupada por todas las acusaciones que esta recibiendo su padre, y además considera que a Diego se le ha ido la olla.