Hace solo pocas horas se dio a conocer las decisiones de la nueva dirección de Televisión Española presidida por Rosa María Mateo. Entre los cambios más destacados que han sorprendido es la destitución del reconocido periodista Jenaro Castro de su cargo de director y presentador en el popular programa televisivo "Informe semanal”.

Como era de esperarse, la noticia causó un revuelo no muy agradable en las instalaciones del prestigioso canal de televisión TVE. Sin embargo, hasta el momento no se saben las razones que llevaron a Mateo a tomar esta dura decisión. Cabe destacar que solo se ha dado a conocer a la opinión pública el nombre del nuevo presentador del programa sabatino nocturno.

El nuevo moderador del programa

El programa comenzará a estar a cargo del también reconocido periodista Óscar González, quien no es ajeno a la estructura del programa, ya que ha participado en los últimos años como colaborador. Al parecer la actual directora no le agrada mucho el estilo de Castro. Este se ha caracterizado por ser un periodista [VIDEO] muy enfático y a veces sin filtro. Ha dado fuertes críticas en contra del actual gobierno. Sin embargo, al público le agradaba esta manera muy particular de expresarse durante varios años.

Nuevos cambios en la parrilla de programación

Al igual que se realizaron estos cambios, se dio a conocer la nueva estructuración de los moderadores de varios programas. Entre los cuales se integra al grupo del telediario del mediodía a Amaia Peréz de Mendiola, mientras que Luis Poyo lo llevará en el informativo de la noche.

Begoña Alegría quedó como nueva directora de informativos de TVE , así como Talia Martínez responsable del programa La mañana. El gallego Xabier Fortes tendrá el cargo de director y presentador del programa Los desayunos y tendrá una participación especial en el programa político que se emite luego de La mañana.

La directora Mateo expresó que con esta serie de cambios se le devuelve a TVE [VIDEO] la credibilidad y entrará en una etapa de transformación para lograr una radio y televisión públicas totalmente independientes y plurales, con la intención de que se vuelva más informativa y menos banal. No obstante, se venían desarrollando muy buenos programas que tenían la recepción del público. Esperemos que continúen con la misma calidad de siempre, aunque lo que calma un poco las críticas es que los nuevos moderadores son excelentes profesionales.