La polémica no cesa en torno a la Familia Real. La llegada de Felipe VI y Letizia a Palma de Mallorca estuvo marcada por la ausencia del rey emérito Juan Carlos I y la consiguiente explicación del Jefe de Estado a este respecto, quien no dudaba en afirmar que su padre "estaba fastidiadillo" y los médicos le han recomendado "no moverse demasiado". Unas explicaciones que han demostrado ser falsas a juzgar [VIDEO] por las imágenes en las que se puede apreciar al monarca [VIDEO] emérito bebiendo vino en una fiesta junto a Alicia Koplowitz y otros empresarios.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Rumores de divorcio en los últimos meses entre los monarcas

Sin embargo, aquí no acaban los problemas familiares para Felipe VI y Letizia, que desde hace unos meses, se ha especulado en multitud de ocasiones sobre un supuesto divorcio de la pareja.

Era concretamente el medio alemán "Neue post" el que filtraba los rumores de divorcio de los monarcas, sin embargo, no ha sido hasta su aparición en Palma de Mallorca donde hemos podido ver un desplante de Felipe VI a la consorte que ha desatado la polémica.

El desplante de Felipe VI a la reina Letizia delante de los fotógrafos

Ha ocurrido precisamente durante la visita de la consorte al Rey Felipe VI mientras se encontraba compitiendo en la Copa del Rey de Vela, cuando Letizia se ha dirigido a darle un beso a su esposo, y éste, lejos de devolverle la muestra de cariño a la consorte, le ha hecho una cobra que no ha pasado desapercibida, pues el recinto se encontraba inundado de cámaras y fotógrafos captando el momento. Ante la cobra de Felipe VI, la reina Letizia supo reaccionar al respecto e hizo de la 'cobra' una excusa para saludar y sonreír a los allí presentes.

Escenifica su reconciliación con Doña Sofía yendo a la pescadería

Pese a la escena, que no pasó desapercibida, la reina siguió como si nada y se despidió de la tripulación durante la última jornada de la Copa del Rey de vela, eso sí, la situación vivida entre los monarcas ha desatado rumores de crisis y un clima de tensión bastante habitual en los últimos tiempos. A este clima de tensión hay que sumarle el desplante de la consorte a Doña Sofía en Palma de Mallorca durante la Misa de Pascua, lugar en el que se desarrolló un tenso encontronazo y con el que tiempo más tarde, han escenificado su reconciliación a través de visitas al mercado y posados familiares que apenas nadie llega a creerse. Mientras tanto, la imagen de la Monarquía se hunde por momentos.