No terminan de llegar los problemas a la ex tenista Arantxa Sánchez Vicario [VIDEO], quien hasta hace poco iniciaba su proceso de divorcio. Paso seguido un conflicto con el Banco de Luxemburgo, por una presunta deuda que no había pagado. Ahora nuevamente su ex pareja inicia una nueva demanda exigiendo un régimen de visitas para ver a sus hijos. Definitivamente Sánchez Vicario no está pasando por el mejor de sus momentos. La demanda se dio inicios en la ciudad de Miami, lugar donde la ex tenista tiene ubicada su residencia desde hace algún tiempo.

Problemas tras problemas

Todo el tema concerniente al divorcio de Arantxa Sánchez Vicario y el empresario Santacana estaba fuera de la prensa desde hace algún tiempo.

Sin embargo, el pasado jueves 16 de agosto, un programa perteneciente a TVE desveló la nueva demanda de Sánchez Vicario, donde se acudió a la Corte de Miami para solicitar a la juez un régimen de visitas.

El tema de la demanda indicaba que la ex tenista no permitía ver a sus hijos a Santacana, por lo que el abogado de Sánchez Vicario aseguró que ella nunca le prohibió ver a los niños. Simplemente Santacana no los ha visto durante meses porque no ha querido. Fuentes cercanas a la pareja aseguran que las acciones de Santacana se deben a una fuerte discusión con la ex tenista. Como si ya no tuviera suficiente con el litigio del divorcio y la polémica con el Banco de Luxemburgo por adeudar al mismo 7'5 millones de euros. la ex tenista está acorralada para que cumpla sus obligaciones.

Destino del divorcio

La situación para Arantxa Sánchez Vicario [VIDEO] no está nada fácil, pero la enfrenta de la mejor manera.

Con tres demandas a las puertas, va poco a poco por cada una tratando de resolverlas. En cuanto al problema con el banco abonó a la deuda la cantidad de 300.000 euros. No representa ni la cuarta parte de la deuda, pero la ayudaría a ganar tiempo para encontrar una solución.

La demanda de divorcio es un conflicto en toda la extensión de la palabra, ya que no se trata solo de divorciarse. Su ex pareja solicitó que el proceso se llevase a cabo en España. La razón son las cláusulas de separación de bienes que se establecieron al momento de su matrimonio. Inteligente jugada la de Santacana, ya que así la polémica con el banco le excluiría de ese proceso.

No obstante, la ex tenista no se rinde, y solicitó que se llevase a cabo en Miami, poniendo como punto principal el asentamiento de la familia en dicho lugar. Alegato que son totalmente ciertos y valederos, ya que la ex tenista vive y trabaja en Miami junto a sus hijos desde hace algún tiempo. De hecho trabaja como directora del programa de deportes en la escuela donde asisten sus hijos.