Durante el último año han sido muchas las actrices que han denunciado a productores del sector del cine [VIDEO] por casos de abusos sexuales. Una de estas mujeres ha sido la actriz italiana Asia Argento y cuyo testimonio ha sido clave para la grave acusación de violación del exproductor de Hollywood Harvey Weinstein. Pero resulta que ahora la actriz está inmersa en un proceso de similares características que resta credibilidad a sus testimonios de denuncia en temas sexuales.

Según informaciones aparecidas en el diario The New York Times, Asía Argento habría evitado mediante un soborno una demanda judicial por connotaciones sexuales.

En concreto, habría pagado 380.000 dólares al actor y músico Jimmy Bennett, quien ha acusa recientemente a la actriz europea de agredirlo sexualmente hace varios en un conocido hotel de California.

Con el agravante de que se trataría de una relación con menores, un hecho que está fuertemente castigado en la legislación de los Estados Unidos. Hasta el punto de comprometer la carrera artística de esta nueva cara de la interpretación internacional. En lo que es duro golpe para sus aspiraciones dentro del séptimo arte.

Acuerdo económico con su amante para no denunciarla

En el momento de producirse esas relaciones íntimas entre ambos personajes, Bennett tenía 17 años mientras que la actriz transalpina 37. En este sentido, hay que recordar que la edad legal de consentimiento a una relación sexual en el estado de California es de 18 años.

Con lo cual, Asia Argento habría incurrido en un grave delito de acoso sexual [VIDEO] que tiene una condena muy fuerte en Estados Unidos.

Por otra parte, las autoridades de Los Ángeles han advertido que de momento no está abierta ninguna diligencia respecto a este escabroso suceso que ha conmocionado de nuevo al mundo del Cine, en Hollywood. Argento se ha convertido en los últimos meses en una de las mayores activistas del movimiento #MeToo.

Matteo Salvini se toma la revancha en este suceso

Asia Argento también ha sido muy conocida en estos días por las feroces críticas que ha lanzado al vicepresidente de Italia, Matteo Salvini por sus políticas en materia de inmigración. Pero ahora el líder de La Liga se ha servido su peculiar revancha en las redes sociales al tachar a su compatriota como de una hipócrita. Y alegrarse enormemente de que lo que le está pasando y los problemas que puede tener con la justicia.

No en vano, han sido muy notorias sus formas de pensar con respecto a las políticas que necesita Italia en estos momentos. En este sentido, sus preferencias van más a la izquierda y muy concretamente al partido de Rienzi.