La gira “Reputation” que lleva la cantante, inició con un concierto en Tampa, Florida. Donde la cantante justo antes de comenzar a entonar uno de sus temas, hizo una pausa para recordar uno de los incidentes más terribles que ha vivido. Taylor Swift [VIDEO]recordó a su público el acoso sexual que sufrió hace 5 años. Por parte del DJ David Mueller, quien le tocó el trasero durante uno de sus Conciertos.

El año pasado se supo del fallo a su favor y para estas fechas la joven cantante celebraba que había sido escuchada por el jurado.

Apoya a las víctimas de acoso sexual

Mientras se encontraba sentada al piano, a punto de entonar una de sus canciones, la cantante comenzó hablar.

Dijo “este día hace un año, fue el día que el jurado se puso de mi lado y me dijo que me creían”. Con estas palabras y con lágrimas en los ojos, la cantante recordaba una de sus vivencias más difíciles. Pero su alocución no quedó allí. También quiso extender sus palabras en apoyo de todas aquellas mujeres que no son capaces de comunicar este tipo de abusos.

Por temor a que no se les crea, por lo que dijo que aún quedaba camino por recorrer. Dando indicativo que se convertiría en una luchadora en cuanto al tema. Además agradeció todo el apoyo recibido, sabía que sus seguidores siempre estuvieron allí para ella. Dejando constancia que estos eran lo más importante para ella, y al parecer nunca olvidará lo vivido.

Los hechos hablan por sí solos

Todo comenzó durante un concierto que Taylor Swift daba en Denver, Colorado en 2013.

Estando en el backstage, el DJ David Mueller se encontraba con su novia tomándose una fotografía. Fue entonces que le metió la mano debajo de su falda y le manoseo el trasero por un largo tiempo. En aquel momento la cantante solo informó a su madre y a parte de su staff. Quienes se encargaron de solventar la situación informando a la radio donde trabajaba el también locutor.

Mueller [VIDEO] al verse despedido interpuso una demanda en contra de la intérprete, donde exigía una compensación de tres millones de dólares. Alegando que tanto la madre de Swift y su representante le habían hecho perder su empleo. A pesar de ello, la corte falló a favor de Swift, exonerando de todo cargo a su madre y a su representante. La cantante solo quería sentar un precedente para aquellas mujeres víctimas de acoso sexual.

Por lo que no exigió una compensación económica elevada, simplemente exigió el pago de un dólar. La cantidad fue pagada y el caso cerrado, en base a ello sus seguidores alzaron una moneda de un dólar durante su concierto. Lo que indicaba que Taylor Swift era apoyada por el público y siguieron de cerca su caso.