Más polémicas se tejen alrededor de la familia Pantoja, quienes al parecer estaban acostumbrados a este tipo de incidentes y del que hablar en general. Ahora se comenta que la tonadillera es responsable de la ausencia de varias personas en el bautizo de su nieto Albertito, hijo de Isa Pantoja y de Alberto Isla. Entre estos ausentes, su propio hijo Kiko Rivera. Esto no es lo peor del asunto, sino que se culpa a la abuela del niño de ser la responsable de la ausencia de su tío en el evento.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Por el momento no se ha confirmado nada pero todas las incógnitas están en el aire, esperando a ser respondidas.

Discusión al descubierto

De acuerdo con Antonio Rossi, Kiko Rivera le había prohibido a su esposa Irene Rosales asistir al bautizo del hijo de Isa Pantoja y mucho menos llevar a sus hijos al evento.

El colaborador agregó que la cuñada de Chabelita [VIDEO] tuvo una fuerte discusión con Kiko por este tema, y hasta la noche del viernes no tenía claro si ir o no a la celebración. Pero llegada la mañana del sábado se dio cuenta que su deber era acudir al evento.

La propia Irene Rosales [VIDEO]expresó en su círculo de íntimos amigos como, cuando y donde había sido la discusión. Fue por esto que el colaborador pudo llegar a saber acerca del hecho. Irene decidió ir a la celebración pero su esposo no le permitió salir de su casa con su hijo. Así que no le quedó de otra que aparecerse en el bautizo sin ningún tipo de compañía. Además de tener que pedir disculpas por su esposo, quien estaba supuestamente indispuesto.

Gema López completa la versión

La colaboradora explicó a Dulce que Kiko Rivera tenía un compromiso con la revista Lecturas, la cual daría la exclusiva del bautizo de Albertito, donde aparecerían en plena portada todos juntos cual familia feliz, pero no se llevó a cabo por la ausencia del cantante.

La revista aclaró que debido a la ausencia del hijo de la tonadillera el pago no sería el mismo. Gema López dijo que todo aquello venía dado porque Isabel Pantoja le había prohibido a su hijo asistir al bautizo de su sobrino.

Situación que para la ex niñera era creíble, puesto que la misma afirmaba que todos los que no asistieron fueron influidos por Isabel Pantoja. Para terminar de demostrar que decía la verdad, la colaboradora expresó que una persona muy allegada a la familia Pantoja y que era muy amiga de Irene le escribió para decir que todo lo que se le estaba comunicando era verdad.

La información mostraba que Irene Rosales no estaba para nada a gusto con la familia Pantoja y además le había solicitado a su esposo que viviese una vida sana.