Después de haber escuchado los múltiples comentarios de sus compañeros, Antonio Tejado se encargó de desmentir las acusaciones en su contra. Lo más impresionante fue que a pesar de que un tercero se encargó de mostrar información que le hundía, él mismo dijo que no conocía al personaje que lo que decía era mentira.

Así han acabado las declaraciones del colaborador ante tantas réplicas. Pero como siempre sus compañeros le han dado la oportunidad a que se defendiese, sin lograr ninguna respuesta positiva sobre el asunto.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Pruebas sin retorno

Tras su regreso a Sálvame, el programa ha presentado un vídeo donde un compañero da muestras de lo que ocurría en la vida de Antonio Tejado. Él mismo explicaba que la familia de Tejado decía que trataba muy mal a su compañera matrimonial.

Ningún integrante de la familia de la pareja de Antonio Tejado quería saber de él. Todos tenían comentarios en contra del colaborador, de acuerdo con su compañero de trabajo.

Pero había un personaje que debía aclarar ciertas cosas, este era un chico que confirmaba que había tenido algo con Antonio Tejado [VIDEO] en un taxi, aseguraba esto había sucedido hace algún tiempo. Exactamente 10 días antes de que se casara con su pareja, Incluso dijo que había un vídeo de esta situación, a manera de demostrar lo que decía. Pero hasta el momento no se tenían las pruebas pertinentes del hecho.

Sin embargo, el joven continuaba diciendo que el colaborador daba para más, pues al parecer no era la primera vez que pasaba por este tipo de circunstancias. Lo único que faltaba hasta el momento es que presentasen las pruebas del hecho, las cuales de seguro el programa no tardará en mostrar.

Explicaciones sin pruebas

Antonio Tejado no tenía hasta el momento respuestas contundentes [VIDEO]sobre lo que decía este personaje incógnito. Desmintió en todo momento lo dicho por él, simplemente para el colaborador esta persona solo quería descalificarle y calumniarle. Pero lejos de presentar pruebas para ello, solo existían palabras. Resulta que las palabras se las lleva el viento, quedan desechas y no pueden ser comprobadas.

Por el momento se necesitaban pruebas fehacientes que determinasen quien decía la verdad quien no. Pero para Sálvame todo era cuestión de investigación y de tiempo, para saber quién decía la verdad y quien mentía. La incógnita a la pregunta estaba en el aire, solo faltaba demostrar la misma. No importaba quién sería la persona que lo hiciese, por el momento lo importante ra corroborar los hechos.