El 7 de septiembre de este año, regresa el éxito de Netflix, que se ha convertido en la nueva obsesión, Las Chicas del Cable, que viene en su tercera temporada. Esta serie española amplió el horizonte de los suscriptores de Netflix y les permitió conocer y degustar producciones de otros países y en otros idiomas.

Gracias a la calidad de su producción y a su éxito, Las Chicas del Cable abonaron el terreno para otras Series hispanas, como La Casa de Papel, también producida por Netflix [VIDEO] y Velvet, así como, la serie, “El tiempo entre Costuras”, basada en el célebre libro del mismo nombre.

Las series españolas, son cautivantes, impresionantes, con excelentes actuaciones y, se han igualado en el gusto del público del Streaming a series como Stranger Things y Orange is the New Black, lo que ha abierto las puertas a producciones más antiguas como, El Gran Hotel, o El Barco.

Pero, ¿De qué va Las Chicas del Cable?

Descubrir la magia que representa Alba Lidia y su escuadrón de operadoras telefónicas, nos hace quedar atrapados en esta serie, tanto, que Netflix decidió adelantar el estreno para septiembre, en lugar de hacerlo en Navidad, como ocurrió con la segunda temporada.

Las Chicas del Cable, se centra en un grupo de operadoras de conmutadores bastante independientes en Madrid, y es que, todos tienen algunos secretos bajo la manga. La segunda temporada [VIDEO]comenzó con una celebración de la víspera de Año Nuevo, que sonó en 1929, con un poco de champán, besos y un asesinato.

¿Qué la hace diferente?

Pareciera una trama estándar de cualquier telenovela, sólo que, en medio del asesinato, se encuentra Alba, la apática del grupo, interpretada a la perfección por la actriz Blanca Suárez, que entró a la compañía trabajando bajo el alias de Lidia, motivada por su pasado poco prístino.

Junto a ella, se encuentran sus compañeras de trabajo, Marga, Carlota y Ángeles, quienes aprovechando la celebración de año nuevo, deciden deshacerse de un cuerpo, por supuesto, hacen un pacto de silencio. Lo mejor ocurre cuando a la par de la investigación del crimen, se va descubriendo ante los espectadores, la vida íntima de cada una de estas operadoras.

Y es que, las chicas del cable se las traen, hay una ladrona, una mujer maltratada, otra que se involucra en un triángulo amoroso con dos hombres, y… ¿Una asesina? Tal vez por estas razones tanta gente espera septiembre con ansías, para poder disfrutar de la nueva temporada de Las Chicas del Cable, que buscarán por todos los medios salir de sus enredos.

Al final, Las Chicas del Cable es una serie imperdible que se trata de personas interesantes, historias universales que podrían situarse fácilmente en Londres, París, Berlín, y que, por esa razón, se ha posicionado en los corazones de tanta gente, tanto en Europa como alrededor del mundo.