Durante los últimos meses, la infanta Elena se está ganando el puesto de ser uno de los miembros con peor carácter de la Casa Real y son frecuentes sus desencuentros [VIDEO] con los medios de comunicación. El último episodio ha sucedido en La Coruña, en donde la hermana de Felipe VI viene participando en el concurso de saltos de Galicia, deporte del que siempre ha sido una gran aficionada y que ha llenado buena parte de su vida.

En esta ocasión, se ha desarrollado una situación muy violenta de la princesa en contra de los periodistas que cubrían este evento deportivo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

El alto clima de tensión y nerviosismo entre los integrantes de la monarquía española ha tenido como punto más relevante la reacción de la infanta Elena.

Pocos días después de que varios medios de comunicación filtrasen las graves acusaciones de la princesa danesa Corinna en contra de su padre, el Rey Juan Carlos I.

En concreto, la ha tomado los reporteros que están en el recinto deportivo y a los que ha llegado a decir que “ya está bien, ¿no?, de tanta fotografía”.

Pidió la ayuda a los miembros de seguridad

Pero lejos de conformarse con esta actuación, la mayor de los Borbones decidió ir aún más lejos en sus acciones. Ni corta ni perezosa, decidió recabar la ayuda de los miembros de seguridad que realizan sus funciones en este acontecimiento deportivo para reclamarles que ningún miembro de los medios de comunicación pudiesen hacerla ninguna fotografía y mucho menos grabarla.

Algunos de estos periodistas han expresado que la miembro de la realeza española estaba muy nerviosa y que en algún momento incluso llegó a perder sus papeles. Con unas miradas que denotaban el estado tan irascible [VIDEO] en que se encontraba en esos momentos.

Desde el portal Look apuntan a que este estado de ánimo tan especial lo mostró desde el preciso momento en que llegó a las instalaciones del club hípico.

Una larga lista de enfrentamientos contra la prensa

No es nada nuevo esta reacción de la hija de los reyes eméritos, ya que cabe recordar que en 2016 la mayor de la saga de los Borbones reaccionó con un contundente “iros a la mierda” ante la presencia de los medios de comunicación. Se trata de una serie continuada de altercados e incidentes que nunca han sido protagonizados por otros miembros de las casas reales de Europa.

Todo ello y a pesar del buen tratamiento que ha tenido por parte de la prensa del corazón que ha omitido una serie de hechos en su vida personal. Desde los motivos de su separación con Marichalar a algunos problemas intelectuales que ha padecido desde muy pequeña.