Tenían una audiencia que superaba al resto de Series (con la excepción de 'The Big Bang Theory'), habían contratado una nueva temporada y hasta conocía la fama en España, gracias a su emisión por el canal Neox (que, por cierto, sigue anunciando nuevo episodio para este domingo). Sin embargo, todo se ha derrumbado por culpa de un tuit racista de la protagonista, Roseanne Barr.

Un futuro incierto para ‘Roseanne’ tras un reinicio por todo lo alto

La serie ya había cosechado buenos resultados y crítica hace años.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

Desde 1988 hasta 1997 fue mostrando las idas y venidas de una familia de clase media, con unos padres trabajadores y con sobrepeso. Desde una perspectiva de comedia, reflejaba el día a día de múltiples familias norteamericanas.

Su estilo cercano y realista colectó múltiples buenos comentarios y unos fans entregados.

Una nueva temporada actualiza el estado de la familia Conners y la gente salta a verla, capítulo tras capítulo. Incluso una cadena apuesta por ella para lanzarla, doblada al español, y emitir un capítulo cada domingo. Incluso hoy, Neox, el canal que ofrece ‘Roseanne’ en español, sigue avisando de un nuevo capítulo este primer domingo de junio.

Pero ahora, en pleno debate por el futuro de los actores y con la cancelación fulminante [VIDEO] desde la cadena ABC, muchos se preguntan si no podría ser la paradigmática serie sin su actriz principal o si habría manera de mantener en activo algunos de sus personajes. Lo único seguro es que la serie está cancelada y que la temporada siguiente ya no llegará ni a grabarse, a pesar de estar ya contratada.

Apoyo presidencial y desaprobación del mundo actoral

Las redes sociales [VIDEO] llevan días transmitiendo mensajes, sobre todo en contra del tuit racista de la actriz Roseanne y apoyando la decisión de la cadena de no seguir adelante con la serie.

Su compañera en pantalla, Sara Gilbert, que encarna a una hija de Roseanne y resulta ser productora ejecutiva, está de acuerdo con la cadena. También el guionista Bruce Helford. La lista de actrices que denostan el comentario de Barr, que pidió perdón y lo borró, sigue con Patricia Arquette y Zoe Saldana, por ejemplo.

Sin embargo, le ha salido un defensor del más alto nivel, el mismísimo presidente de los EEUU, Donald Trump, quien aprovechó para enviar una pulla a la cadena. Vino a decir que cancelan una serie por un comentario de la actriz principal, pero nadie dice nada cuando desde algún programa de ABC afirman cosas horribles sobre él.

Y termina con una pregunta sarcástica: "¿será que no recibió la llamada de los directivos?", dice.