Para Gustavo González la situación entre él y sus hijos es muy difícil. El colaborador quisiera verlos todo el tiempo. Pero debido a su divorcio y su nueva relación sentimental [VIDEO], no los ve como quería. Esta situación es la que lo hizo romperse, es decir, demostró su tristeza. Agregó que “es difícil a ratos, les entiendo, sé que están donde tienen que estar”.

Confesó que les había pedido perdón muchas veces, a pesar de que enamorarse no era un error. Esto era lo que les había causado mayor dolor a sus hijos, el hecho de que se enamorase de otra persona.

Gustavo González se sincera emocionalmente

El colaborador demostró sus sentimientos reales en el plató.

Confesó que sus hijos se apartaron de él. A este le encantaba abrazarlos, pero ya solo se dejaban a ratos. La situación era comprensible para el paparazzi, pues admitió que el hecho de que se enamorara de otra persona abrió un abismo entre él y sus hijos.

Esta situación lo hizo derrumbarse, ya que no soporta el ambiente tenso que vive cada día junto a sus pequeños, a quienes dijo amar con todo el corazón. Para él sus hijos [VIDEO] son lo más importante en el mundo. Se dio cuenta que debe darles espacio para acostumbrarse a la realidad. A pesar de que sabe que el proceso sería lento, este esperaría todo el tiempo que fuese necesario.

No lo dijo explícitamente, pero lo dio a entender con sus emociones a flor de piel: comentó no podía evitar darles demostraciones de afecto. Pese a todo lo que las personas pensaron de Gustavo González, este amaba a sus hijos con todo el corazón.

El paparazzi sufría en silencio y no lo hacía saber a nadie.

Gustavo González al descubierto

Cristina Soria comentó que Gustavo González estaba bastante vulnerable. Además de que el paparazzi hacía lo imposible por cuidar sus palabras para no herir a los demás, le advirtió que debía cuidar su salud, ya que acumuló tantas cosas dentro de sí que ya era hora de pensar en él.

Para Cristina Soria, el paparazzi llevaba sacos y sacos encima, dio a entender que los sacos era todo lo que callaba para que los otros no sufrieran. Esto no le hacía ningún bien, por lo que podría traer consecuencias negativas para él. Recomendó que ya era hora de pensar en sí mismo, de ser egoísta consigo mismo.

Gema López y sus preguntas

La colaboradora preguntó al paparazzi si en el tema del amor se refería a su pareja. Gustavo González respondió que sí y que alguna vez no se sentía correspondido. Comentó que sentía que daba más de lo que recibía, por lo que tenía claro que de ahora en adelante diría lo que siente. Esta sería una manera de no llevar tantas cargas en su espalda. Pues siempre se quedaba callado por no molestar.