Gustavo González comentó en el plató de Sálvame que Maite Galdeano, madre de Sofía Suescun, había conversado con él y dijo que no sabía nada de unas cuantas cenas que tuvo su hija con Marco Asensio, futbolista del Real Madrid. Pero ninguno de los colaboradores creía sus palabras, así que Belén Esteban hizo lo propio y la desenmascaró delante de todos.

Explicó que Marco Asensio no quería volver a ver a Sofía, pues personas cercanas a este le habían aconsejado, además de que conoció a una persona que le devolvió las ganas de amor.

Belén Esteban interviene

Mientras Maite Galdeano refutaba a Gustavo González sus alegatos, Belén Esteban intervino para aclarar a la madre de Sofía que el futbolista que ella tanto anhelaba, no quería volver a ver a Sofía, ya que personas cercanas a su entorno le recomendaron que se alejara de su persona.

Además comentó que Asensio había conocido a una persona quien al parecer le hacía mucha ilusión. Dio a entender que había encontrado el amor en los brazos de otra chica, que de seguro no era la ganadora de Gran Hermano 16 [VIDEO].

Así que por el momento Sofía debía irse despidiendo del deportista porque estaba más que claro que el agua que no estarían juntos bajo ningún concepto. Aunque las declaraciones de la princesa del pueblo [VIDEO] fueron contundentes, debemos esperar lo que estaría por venir.

Gustavo González desmiente a la madre de Sofía

Maite Galdeano llama en directo a Sálvame y Carlota Corredera comentó que Gustavo González tenía algo importante que decirle. El paparazzi le recordó que estuvieron hablando de Sofía, y Maite se detuvo en explicar que no quería ni a Alejandro ni a ningún otro cerca de Sofía.

Gustavo dijo que lo que quería era un hombre adinerado para su hija, cosa que desmintió la madre de Sofía, dando un rotundo "no" ante las acusaciones del paparazzi. Pero este terminó de explicar que hablaron hasta de Marco Asensio que había tenido dos cenas con Sofía.

Sin embargo, Maite Galdeano dijo que todo era falso y agregó que solo comentó que quería un chico que amase a su hija y nada más. La cara de asombro del paparazzi era tal que indicaba que la madre de Sofía mentía, por lo que Gustavo explicó que tenía las pruebas y que todo estaba grabado.

Ya con esta evidencia, Maite no tenía cómo desmentir sus palabras, ya que no se puede decir una cosa y luego salir con otra. Simplemente el paparazzi trataba de sacar la información verdadera a la luz, sin importar quién saldría beneficiado o perjudicado.