El maestro Joao, el excéntrico adivino de Supervivientes [VIDEO]que no tiene pelos en la lengua y siempre está en el foco de atención, tuvo un momento íntimo y revelador, donde por primera vez narró las vivencias de su vida, en la que su madre ha sido una pieza fundamental para su crecimiento y desarrollo como persona. Así lo dio a conocer en una entrevista en la revista Lecturas.

Joao, quien se ha caracterizado por leer el futuro de los participantes y quien recientemente vaticinó el futuro de Rafa Mora al hacer una lectura de su trasero. Nos mostró una faceta más humana y más humilde que ha llegado al corazón de los españoles y seguidores del reality show. [VIDEO]

La historia de su madre

Tras su regreso de Honduras, madre e hizo se rencontraron en el set y concedieron una conmovedora entrevista.

En ella, el maestro Joao y su madre, doña Benita, contaron las vicisitudes de su vida, en donde han enfrentado grandes dificultades, pero siempre han contado con el apoyo familiar.

Doña Benita cuenta que ella tuvo siete hijos. Sin embargo, uno murió y el otro se lo robaron. Nunca lo conoció. Después de dar a luz, nunca recibió a su bebé. Ahora, 67 años después, siempre lo tiene presente e imagina cómo pudo haber sido su vida si lo hubiese conocido.

Sin embargo, no todo es negativo. A su edad, recuerda todo lo que su hijo Joao ha hecho por ella y no puede estar más agradecida. Cuenta que la cuida mucho, tanto así, que siempre toma un taxi cuando va al doctor pues a su hijo no le agrada la idea de que tome el transporte público. Es una madre consentida.

¿Qué hay de Joao?

Si hay algo que todos sus compañeros de Supervivientes dicen de Joao es que es una persona graciosa y trabajadora con un corazón de oro.

Tanto así, que el vidente ha declarado que creó el Templo del Maestro Joao, donde espera poder construir una fundación para ayudar a las personas que más lo necesiten.

¿Qué piensa de Luismi?

Luismi, un joven colombiano de 22 años, llegó de la nada al set del programa y se ganó el corazón de todos, en especial de Joao, quien tuvo una gran afinidad y fuerte química con “el niño”, como lo llamaban de manera cariñosa. De hecho, hoy en día, ambos mantienen una linda relación amorosa. Sin embargo, Luismi se ha visto claramente afectado por la presión mediática. A esto, el maestro declaró, entre lágrimas, que espera que su situación se resuelva y que el joven pueda hacerle frente, porque no es una situación a la que esté acostumbrado pues apenas tiene 22 años.