Sofia Suescun [VIDEO] es una de las personas que más polémicas y más escándalos ha causado este año, dando mucho de qué hablar. Se le conoce por ser la reina de los realities al ser ganadora de “Gran Hermano” y ahora llevarse el premio de “Supervivientes”.

Con tan solo 21 años, Sofía es considerada la concursante perfecta y un símbolo de superación. Suescun habló para el diario digital “Lecturas” en donde mostró su lado más íntimo, comentando acerca de su dura infancia, de los problemas con su padre y como esto afecta su forma de relacionarse con los hombres.

La infancia de Suescun

Sin duda alguna la entrevista mostró el lado más íntimo y desconocido de la concursante.

Comentó que su infancia fue marcada por maltratos y abusos. Desde muy temprana edad tuvo que convivir con un padre alcohólico que maltrataba a su madre, privando del cariño y amor paternal que cualquier niña necesita. Esto generó heridas en la concursante que han sido difíciles de sanar. Sofía afirma que debido a esto su relación con los hombres no es de lo mejor.

Actualmente la ganadora de “Supervivientes” no tiene relación directa con su padre y ve esta figura en su madre Maite Galdeano. A pesar de su mala relación con su padre afirma que no cambiaría su apellido. Para ella es bastante estético y eso es lo único que le interesa. Sofía tiene una relación muy estrecha con su madre. De hecho, le entregó a Maite los 300.000 euros que ganó en “Gran Hermano” y planea llevarla a un crucero con el dinero del premio de “Supervivientes”.

Su paso por Supervivientes y su relación con Alejandro Albalá

Sofía es considerada una concursante perfecta. Las polémicas [VIDEO]y los escándalos han ayudado a que el público se interesara frenéticamente en su persona. La ganadora ha recalcado que su victoria se debe gracias a su fuerza mental. También explicó como tuvo que superar sus miedos. Por ejemplo, le tenía miedo al mar y al llegar a la isla tuvo que atreverse a pescar, llegando a pescar 30 pescados por si sola. Para ella esto ha sido una experiencia de vida que considera la ayudó a madurar y superar miedos que venía arrastrando desde su infancia.

Sin embargo, la situación más complicada que vivió Sofía fue en cuestiones del corazón. Su expareja Alejandro Albalá de 24 años rompió con ella en un viaje que hizo a la isla. La concursante afirma que Albalá fue a la isla a limpiar su imagen, pero comenta que a pesar de esto ella observaba en sus ojos que aún existía amor. No obstante, comentó que los dos todavía mantienen una relación que es muy compleja y difícil de explicar.