Nicol Hartman es, sin duda, una de las tronistas más conocidas de "Mujeres y Hombres y Viceversa" [VIDEO]. Su historia de amor con Erik enganchó a un gran número de espectadores y aunque acabó el amor, Nicol nunca se ha dado por vencida. Tras varias apariciones en el programa del amor de Emma García e incluso un rumor de romance con el futbolista Neymar, la rubia parecía haber encontrado una estabilidad con su pareja que se ha desquebrajado hace unas semanas de la manera más cruel posible.

Un embarazo problemático

Tras varios días de dolor, Nicol ha decidido grabarse y contar en sus redes sociales el calvario que ha estado viviendo.

Hace cuatro meses, la ex-tronista descubría que estaba embarazada, una noticia que sorprendió a la pareja. "Él siempre tuvo claro que no quería tenerlo. Yo no tenía claro que quería hacer" explica la ex-tronista [VIDEO] en sus stories.

No obstante, Nicol tuvo importantes complicaciones al principio del embarazo: "Tuve que interrumpir mi embarazo y no porque quisiera. Cuando pasó eso estaba de 10 semanas y 4 días exactamente. El médico me explico que no se apreciaba ritmo cardiaco alguno y que el bebe era muy pequeño para el tiempo de gestación". El doloroso momento se agravó aún más cuando se dio cuenta que su novio no estaba a su lado apoyándola. Además relata que al salir de la clínica se dio cuenta que su pareja la había bloqueado en todas las redes sociales y había empezado a ver a otras mujeres.

Dolida con su ex-novio

"Has dejado a una mujer sola y embarazada y lo que has hecho es humillarla y ocultar su embarazo" así de tajante se expresaba la tronista mientras sollozaba. No obstante, Nicol deja claro que entiende que a su ex-pareja le viniese grande la situación aunque está muy dolida con que le haya llamado loca. "Te he querido mucho, te he dado todo y tú nos has fallado a mí y a mi madre." sentencia la modelo que reconoce que ha sido su madre el pilar fundamental durante el peor momento de su vida.

Su físico está al límite

Hartman es sincera y explica por qué se encuentra tan mal físicamente en la actualidad: "En casa, vomitando sin poder comer, adelgazando… ¡Que peso 43 kilos! ¡Que me ha costado la salud!". Un peso que está muy por debajo de lo que podría ser saludable para el físico de Nicol. No obstante, la ex-tronista, quién siempre ha sido optimista, manda un feliz mensaje: "Sé que voy a salir de esta y más fuerte que nunca". ¡Le deseamos todo lo mejor a Nicol Hartman!