Comentarista político es la nueva faceta a la se que dedica ahora el popular cantante y presentador Bertín Osborne, participando en una nueva tertulia política que se lleva a cabo en un canal local de la TDT de Madrid como es Distrito TV a cargo del presentador Javier Algarra. En él expuso una serie de opiniones sobre los temas más candentes de la política y actualidad española, con unas posiciones muy polémicas pero expresadas con una gran naturalidad y sin el miedo a la opinión de los oyentes. Como por ejemplo, al referirse a si es prudente mover los restos de Franco del Valle de los Caídos, en donde expone con una gran claridad que “me la suda donde esté, lo que tienen que hacer es crear empleo y se lleven a Franco al jardín”.

Aunque sus opiniones más contundentes son las referidas a la reciente acogida de los inmigrantes del Aquarius. En este sentido, no es muy partidario de estas actuaciones ya que opina que “¿es que ahora vamos a ayudar a todo el mundo? Es el colmo, vamos a dar sanidad, vivienda, educación... cuando lo que tenemos que hacer es arreglar en primer lugar el drama de los españoles”. Para finalmente advertir son muchos los españoles que no tienen donde caerse muertos.

'Pablo Iglesias debería haberse llevado a algunos inmigrantes'

Otro punto que fue centro de sus comentarios es la reciente casa [VIDEO] que ha adquirido el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Sobre este aspecto comentó con mucha ironía que “la podían utilizar para llevarse a vivir a unos inmigrantes y que no vendan solidaridad con el dinero del resto de los españoles”.

Por otra parte, opinó que es bueno se compren una casa tan cara como esta porque así ya no podrán decir que los que adquieren propiedades de lujo son unos ladrones. En cualquier caso, fue la única crítica que lanzó contra el dirigente de la formación morada, cuando los telespectadores esperaban unos comentarios mucho más agresivos contra su persona.

Alabanzas totales al rey Juan Carlos I

El único personaje que no fue objeto de ninguna crítica fue el anterior jefe de Estado, Juan Carlos I, sino más bien todo lo contrario, le ensalzó como nadie había hecho hasta estos momentos. De él dijo que había sido el mejor relaciones públicas que había tenido España, aunque no se ha explicado algunas de las misiones en las que ha participado el monarca.

Por otra parte, incidió en que “le importa un pito en lo que haya hecho en su vida privada porque eso pasa con cualquier persona”. Hasta el punto de que apostilló al final que era la persona más respetable de España en los últimos años.