Se podría decir que este año ha habido que los gigantes [VIDEO] eurovisivos, como Romania y Rusia, han caído. Dieciocho países han luchado para conseguir una de las diez entradas disponibles para la final; en esta semifinal Alemania, Francia e Italia han podido votar a través del televoto

La crónica de la gala

La gala ha empezado con alegria, gracias a Noruega y su “That’s how to write a song” que hizo bailar al público presente en el arena; tras la actuación noruega llegó el turno de Romania que emocionó a más de uno con su tema pop-rock, “Humans”, seguida de los representante serbios que animaron el recinto con su canción, “Nova Deca”

San Marino con sus robots fueron los cuartos en actuar con la versión 2.0 de “Héroes” de Måns Zamerlöw.

Australia, convirtió el Altice Arena en una discoteca con su “We got love”. En cambio, Los Países Bajos, nos ha arrollado con la energía que desprendía Waylon y su “Outlaw in ‘em”. Dinamarca nos cautivó con su canción al puro estilo de “Juegos de tronos”; Malta nos hizo bailar a todos los presentes en el Altice Arena con la arrolladora “Taboo”. Rusia, en cambio, nos emocionó con la valentía de Yuliya Samoloyva. Moldova nos ha hecho divertir con su espectáculo a lo “Benny Hill” ofrecido por el trío cómico DoREDos con su “My lucky day”. Suecia demuestra que puede ser la cuarta incómoda para conseguir el ansiado micrófono de cristal con el discotequero “dance you off”. Ucrania cerró esta segunda tanda de semifinales con el pop gótico de Melvin y su “Under the ladder”.

Las chicas saben bailar

El intermedio fue a cargo de las cuatro presentadoras que nos amenizaron bailando unos temas clásicos de Eurovisión como “Puppets on a string” de Sandie Shaw o “Euphoria” de Loreen y acabaron el número musical bailando el “Riverdance”, el baile típico irlandés.

Los 10 finalistas

Después de los fragmentos de las actuaciones de los paises finalistas, llegó el momento de los resultados finales.

Los últimos [VIDEO] diez países que consiguieron el pase a la final del sábado son: Serbia que vuelve a la final después de un año de ausencia, Moldova, Hungría y su rock duro, Ucrania, Suecia, Australia, la favorita Noruega, los vikingos de Dinamarca , Eslovenia que vuelve a la fase final después de dos años y Países Bajos. En cambio, Rusia y Romania no estarán, por primera vez en su historia, en la final, junto con San Marino, Montenegro, Letonia, Malta, Polonia y Georgia que, con mucha probabilidad, volverán el año que viene.