Los líos que afectan a las vidas de los colaboradores de Sálvame son cada vez más imponentes y peligrosos. Y es que la vida de todos aquellos que forman parte del elenco de personajes que cada tarde se ponen delante de las cámaras para hacer el programa, las cosas como son, distan mucho de parecerse en algo a las de sus espectadores.

Sumergidos en guerras continuas con otros y entre ellos y sin poder pasar una mínima temporada sin tener que acudir a los tribunales a demandar a alguien o a defenderse de una demanda de un tercero es cada vez más llamativo cómo se enrevesan las historias de los tertulianos del programa más rosa de la televisión.

Oscuro futuro para Lapiedra

Problemas que llegan hasta el punto de temer por su libertad, como le ocurre al personaje revelación del programa presentado por Jorge Javier Vázquez a lo largo de lo que llevamos de 2018 como es María Lapiedra, quien parece estar completamente sumida en una espiral de destrucción.

Porque más allá de los líos de juzgados que esta tiene de cara a su separación o con la custodia de sus hijas, un nuevo requerimiento judicial puede acabar con todo lo que esta tiene y ponerla de patitas en prisión en cuestión de unos pocos meses.

Los hechos se remontan al pasado 6 de enero cuando la que fuera actriz de cine para adultos firmó uno de esos muchos Sábado Deluxe que le han venido rellenando de miles de euros sus cuentas y en el que María no dudó en imputar un gravísimo delito [VIDEO]de violencia de género a su ex pareja, tal y como recogen nuestros compañeros de Cotilleo y aquí reproducimos.

Unas acusaciones que ahora le han valido para pasar de ser acusadora a acusada tras confirmarse la querella firmada por el aludido asegurando que no hay indicios de veracidad en ninguna de estas declaraciones vertidas con publicidad en televisión.

Según la demanda a la que ha tenido acceso la citada publicación, su ex pareja la denuncia por la imputación de varios delitos, así como por dañar su honor y su imagen, tras poder demostrar que "no hubo agresión", ni tampoco "orden de alejamiento", como esta aseguró en su momento en televisión.

María Lapiedra dijo ante el juez que no sufrió ninguna agresión

Una falsa imputación de delitos muy graves que se basan principalmente, en el hecho de que la novia de Gustavo González llegara a reconocer en su momento en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 8 de Madrid que “no había existido agresión [VIDEO]alguna”. Sus falsas acusaciones podrían llevarla ahora a la cárcel a ella.