Mucho tiempo antes de que Deadpool 2 y también, X-Men Origins: Wolverine se realizasen, el reconocido actor Ryan Reynols [VIDEO] ya estaba trabajando arduamente para que el personaje llegase a la pantalla grande. Toda la comunidad de Marvel Comics tanto como los fanáticos del mismo Deadpool han estado siguiéndole los pasos a Wade Wilson en el mundo del cine durante ya bastante tiempo, y en ese transcurso Ryan Reynols ha sido el encargado de interpretar al mercenario antihéroe más popular del momento. Y con Deadpool 2 a la vuelta de la esquina, abordaremos un poco todas las circunstancias que fueron clave para que se hiciese la primera película.

Las primeras opiniones acerca de Deadpool 2 son en su mayoría positivas, por consecuente esto hace que sea aún más divertida y entretenida que la original. Esa idea fue lo que realmente atrajo a los fanáticos desde el principio. Fueron las grabaciones reveladas por parte de Tim Miller sobre Deadpool lo que hizo que FOX finalmente se diera cuenta de la enorme comunidad fanática que tenía la película, pero realmente, pocos pudieron haber esperado que la buena voluntad del film, se extendería a una de las películas con clasificación R más famosas de todos los tiempos.

Mientras Ryan Reynols se enfocaba en el trabajo para darle vida al personaje de Deadpool durante mucho tiempo antes de que ocurriese algo en concreto, los planes para que el personaje tuviera su propio largometraje comenzaron mucho antes de lo pensado.

Los inicios del proyecto Deadpool

Remontándonos al año 2000, Marvel comenzaba a llevar su éxito al alza a pasos agigantados. La saga de Blade se estaba preparando para lanzar su segunda película después de que la primera fuera todo un éxito, además del asombroso éxito del lanzamiento de X-Men ese mismo año le dio a Marvel aún más influencia. Sin embargo, la historia de Marvel Studios estuvo desde antes plagada de éxitos, especialmente en los años 80 y 90, pero Marvel Films como tal, les permitió otorgar licencias a todos sus personajes más populares del momento, convirtiéndose en una cadena de películas exitosas.

A partir de ese momento, decidieron realizar películas por su propia cuenta, pero primero planearían un trato con un estudio en ascenso. Con Artisan Entertainment acabando de lanzar The Blair Witch Project, el estudio de rango medio hacia abajo, parecía ser el lugar perfecto para que Marvel llevara a algunos de sus personajes de menor popularidad a la pantalla grande. Historias como las de Spiderman, X-Men y Los cuatro fantásticos, se quedaban en manos de estudios más grandes, pero esta compañía Artisan vio el potencial de crear películas por debajo de los $80 millones que, no obstante, serían muy atractivas para todo público.

Variety reveló los detalles del acuerdo entre Marvel y Artisan en el 2000, con el objetivo que establecía que el estudio desarrollaría y distribuiría alrededor de 15 proyectos a través de Series de TV, películas, animación e internet. Entre los personajes estaban Deadpool, Black Panther [VIDEO], Power Pack, Iron Fist, Ant-Man, Longshot y Mord the Dead Teenager. Esta última resultó ser una serie muy cómica de principios de los 90 que es muy poco probable que se lleve al MCU.

La certeza de Ryan Reynols

Todo esto que te estamos comentando es para darse cuenta de que proyectos que inicialmente no eran prioritarios o que eran ignorados, ahora son todos unos éxitos, claramente Deadpool es un ejemplo, además de Black Panther que incluso está rompiendo record en taquilla y se ha convertido en una de las películas más vistas de todos los tiempos.

El momento en que Ryan Reynols mostró un verdadero interés en interpretar al personaje no fue sino hasta el 2004 en Deadpool y Cable #2, donde se realizó una broma en la que Wade dice que se parece a “Ryan Reynols cruzado con un Shar-Pei”, la broma le gustó tanto al actor que desde entonces expresó verdadero interés por ser Deadpool.

En resumen, la idea de que Deadpool llegara a los cines fue una posibilidad desde hace mucho tiempo, no obstante, había muchas dudas acerca de la producción, el desarrollo e incluso en algún momento sobre quien la interpretaría; A día de hoy, Deadpool está a pocos días de estrenar su segunda película, ganándose un éxito grandísimo entre la comunidad, y tal parece que la franquicia está lejos de detenerse.