Los aficionados que acudieron a la corrida de toros en Las Ventas en Madrid fueron testigos de primera línea de un hecho que tiene una tremenda repercusión en la monarquía española. “A la cola, Borbona” fue el grito de los muchos aficionados de esta fiesta que constataron como la hija mayor de la Infanta Elena, Victoria Federica, accedía al recinto taurino sin respetar el turno de entrada. Hasta el punto de que fue largamente abucheado por el público que acudía a la corrida de todos.

De todos es muy conocida la afición que tiene a los toros la nieta preferida de Juan Carlos I. Pero lo que no se sabía hasta estos momentos era el carácter despótico de esta miembro de la generación Borbón [VIDEO].

Muy parecido al de su madre y que continuamente desean ser objeto de preferencias en sus apariciones públicas. Pero en esta ocasión, con lo que no contaban es que Victoria Federica Borbón fue increpada con frases como “¡Vete a la cola!”, “Pretende no hacer cola, la señora” y otras de muy parecido contenido.

Reacción muy airada por parte de los aficionados madrileños

Todo esto se produjo como consecuencia de su deseo que no perder ni un segundo en una larga cola que estaban soportando los aficionados taurinos madrileños. Hasta el punto de que a falta de 30 minutos para el comienzo de la corrida de toros apareció la pequeña de los Borbones y sin dudar un segundo se dirigió con decisión hacia la puerta.

Una escena que pudo vivirse ante la vista de todo el público que estaba en la cola para entrar en el coso.

Fue el momento en que los insultos y el abucheo hacia la figura real no se hizo esperar. Ante los gestos de superioridad de la sobrina de los actuales Reyes de España que llegó a mirar con cierto enfado a las personas que habían protagonizado esta insólita escena en la monarquía española.

Los guardaespaldas pidieron al público que la dejasen entrar

La pequeña Borbona acudía acompañada a este evento social por un par de guardaespaldas [VIDEO] que estuvieron todo el rato de pendientes de sus actuaciones. Y que incluso demandaron que la dejasen acceder con total comodidad al recinto ferial. Algo que sentó muy mal a los miles de espectadores que llegaban largo tiempo de esperar para poder entrar.

Con el resultado final de que explotaron con toda clase de exclamaciones en contra de la Casa Borbón. En cualquier caso, se trata de otro revés para la monarquía española y en este caso con el personaje menos esperado para esta clase de desaprobaciones como es la jovencita Victoria Federica.