El trabajo en Sálvame no es duro, es durísimo. Lo sabemos todos los que no nos perdemos ni un capítulo de su versión habitual y de la de fin de semana y lo han venido contando tanto los actuales colaboradores como aquellos que, tras un tiempo soportando todo tipo de situaciones extremas, han tenido que abandonar su sueldazo para recuperar parte de la tranquilidad y de la vida perdidas durante su paso por el programa más rosa de la televisión.

Así lo aseguraban, por ejemplo, Rosa Benito, Raquel Bollo, una Karmele Marchante que ha hablado de abusos y bullying [VIDEO] dentro del programa y más recientemente Kiko Matamoros.

Todos ellos tiraban la toalla antes de hora. Lo mismo que hará Mila Ximénez en los próximos meses como esta misma confirmaba a los medios de comunicación la pasada semana.

Patiño se va a llorar

Y ojo porque la veterana comunicadora podría no ser la única. Ya que en el último episodio del Deluxe, después de que se volvieran a traspasar todas las fronteras del buen gusto y la buena educación -algo que ya no sorprende en ningún formato con Jorge Javier Vázquez al rente-, otra clásica de este espacio dejaba helados a sus fans: María Patiño.

Lo hacía abandonando el plató en un mar de lágrimas después de que el presentador de Gran Hermano, Supervivientes, Sálvame y Sábado Deluxe no se cortara a la hora de llamar brujas a sus compañeras en los dos espacios más rosas de la TDT patria.

Después de una agria discusión [VIDEO]con su compañero Gustavo González que le dejó muy tocada, mucho más de lo que habitualmente vemos a la gallega en ninguno de los formatos en los que toma parte, esta no puedo aguantar lo que llevaba dentro y rompía a llorar para sorpresa de sus compañeros, de J.

J., del público asistente y, sobre todo, de sus muchos fans que se encontraban comentando el Deluxe en las redes sociales.

Con los ojos cristalizados, y sobrepasada por lo que acababa de vivir, esta decidía salir del plató sin dejar claro el porqué de su ruptura emocional y sin saber si volvería o no y cuándo. Máxime tras la espantada de Ximénez de hace unas jornadas que ha acabado como ha acabado. Es decir, con Mila diciendo adiós al programa.

Los roces de Patiño con Sálvame

Porque si bien es cierto es que María está en un gran momento de su carrera con un programa propio y con un estatus de lo mejor remunerado de Sálvame y el Deluxe, también lo es que en las últimas fechas ha tenido encontronazos con Jorge Javier, con los cámaras y con la dirección del programa vespertino más rosa de la parrilla televisiva. Esperemos que la cosa no vaya a más.