María Teresa Campos no está pasando por su mejor momento y es que la veterana periodista se encuentra alejada de los focos televisivos y su vuelta a la televisión cada vez parece más improbable. Los continuos problemas [VIDEO] de salud han sido una gran causa de que no haya podido ejercer la profesión en directo lo cual ha asumido y según fuentes de Bekia la pone profundamente triste.

En marzo del año pasado la presentadora vio como Telecinco retiraba su programa qué tiempo tan feliz y su vuelta a la cadena con un formato distinto no era viable tras el ictus que padeció hace varios años, a pesar de que María Teresa hizo gala de una gran fortaleza y demostrado que se había recuperado la pequeña pantalla ya no requería de sus servicios porque había incorporado el programa de Toñi Moreno Viva la vida.

María Teresa Campos no recibe ofertas de trabajo

A pesar de qué María Teresa Campos no se ha alejado de Telecinco ya que tanto Risto Mejide como Bertín Osborne han contado con ella para sus respectivos programas aparte de que ha tenido la oportunidad de participar en Supervivientes apoyando al que hoy día es su pareja el mundo Arrocet, en cada una de las intervenciones que hacía tenía el apoyo de Paolo Vasile pero la malagueña sabe que su vuelta a la televisión no va a ser fácil y que habría que pensar en un programa adecuado [VIDEO] que gustase a todo el mundo algo que nunca parece llegar y que acrecienta la desesperación.

La matriarca del clan Campos fue intervenida de nuevo el pasado 17 de febrero por un problema intestinal y aunque a día de hoy se encuentra completamente recuperada tanto su familia como amigos han estado a su lado pero el español ha llegado a definir que María Teresa Campos se encuentra desesperada y triste.

María Teresa Campos asiste a alguna que otra reunión con la cúpula de Mediaset y a pesar de que tiene varios frentes abiertos, en lo que a la televisión se refiere es consciente de que Viva la vida se ha hecho un hueco muy bien merecido dentro de la programación de Telecinco pero María Teresa no llevó bien su ausencia en la televisión ya que siempre ha sido una mujer que ha estado en activo.

Últimamente es el vacío y la tristeza lo que más abunda en la vida de esta presentadora, los que la conocen afirman que se pasa el día cerca de su teléfono móvil a la espera de recibir una oportunidad televisiva que la llene de alegría, mientras tanto se refugia sus seres queridos especialmente el de Bigote Arrocet, del cual se sabe que la cuida muchísimo y la hace reír.