Si por algo no pasa el bueno de Jorge Javier Vázquez es por comedido, discreto o por alejarse de los jaleos cuando llaman a su puerta. Más bien por todo lo contrario. Y es que si hay algo que caracteriza al presentador con más programas de Telecinco es por su capacidad para saltar de charco en charco... incluso cuando estos no contienen agua.

Solo así se entiende que el conductor de espacios como Sálvame, Sábado Deluxe, Supervivientes o Gran Hermano haya decidido echarse en el cuello a parte de sus seguidores tras sentirse ofendido y dolido por los comentarios que viene escuchando desde hace tiempo, tanto por parte del público que acude a ver los programas a los estudios de Mediaset España, como de aquello que acuden a verle al teatro.

J. J. se cansa de parte de sus fans

Al parecer, se ha convertido en una constante que, muchas señoras, hagan alusión a las distintas operaciones que este ha venido haciéndose a lo largo de su carrera profesional. Algo que quizás no debería de extrañar tanto al de Badalona si tenemos en cuenta que era él quien, en una entrevista [VIDEO]de hace unos meses, aseguraba no recordar el número de intervenciones a las que se había sometido. Por no mentar aquel episodio en el que reconoció que le daba 'gustito' el tema de los quirófanos.

Una situación que ha ido aguantando con el paso del tiempo J. J. pero de la que parece se ha cansado de aguantar, tal y como se puede leer en su carta [VIDEO]abierta a sus seguidores que este ha publicado en la revista Lecturas con la que el catalán viene colaborando desde hace tiempo.

Allí, este escribe párrafos tales como "cuando acabo la función y me fotografío con algunos de los que han venido a verme soy testigo de comentarios como: “No te operes más”, “Tienes la cara desfigurada”, “Deja de tocarte la boca” y así".

Jorge Javier no quiere seguidores así de sinceros

Unos comentarios que sacan su peor versión hasta el punto de pedir, en esta misma columna, que aquellos que hacen gala de ser sinceros y decir lo que piensan se merecen "cuatro bofetadas sin manos" porque estos "no son fans, aunque ellos piensen que sí".

De hecho, si de él depende, asegura, prefiere no contar con lo que Jorge Javier Vázquez no duda en calificar como "presuntos seguidores", dejando claro que para él aquellos que no se cortan a la hora de faltarle el respeto usando su físico no pueden considerarse fans suyos.

Como se aprecia en el escrito, el tono del de Badalona es el de una persona cansada a la que se le ha colmado el vaso de tanto escuchar lo mismo. Veremos si esta revelación no se le vuelve en su contra.