Problemas y más problemas para Sálvame. El programa de corazón lleva meses sufriendo y mucho para seguir en antena, al menos, hasta cumplir la ansiada década en antena que llegará el próximo mes de abril de 2019. Algo que, a día de hoy, se antoja cuanto menos complicado.

La pérdida progresiva de audiencia [VIDEO] y la marcha de algunos de sus colaboradores estrella ha venido haciendo de menos un formato del que, además, están deseando marcharse prácticamente todos los pesos pesados que hacen de este espacio lo que es.

En este sentido, la última en confesarlo en directo a puro grito era la veterana periodista Mila Ximénez, quien tampoco atraviesa por su mejor momento personal y profesional desde que decidiera cambiar para siempre modificando su rostro hace unos meses, tal y como hemos podido con sus innumerables broncas y conatos de abandono del programa desde entonces.

Mila comunica que no puede más y debe irse

El último parece que iba en serio. Hablamos del que tenía lugar en la última emisión del espacio de corazón decano de la televisión española cuando esta, al grito de "hipócritas", revelaba a sus compañeros que ya no podía más y que había llegado el momento de decir adiós a un trabajo que le hace más mal que bien.

En un momento dado confesaba que el pasado fin de semana estuvo elaborando el discurso de despedida. Que tenía clarísimo que lo quería dejar y que finalmente había preferido abrirse en canal y contar por lo que está pasando sin ningún papel. Para que sonase más real, certero y la audiencia supiese lo mal que lo pasa cada vez que pisa las instalaciones de Mediaset España.

Sus palabras [VIDEO]no dejaban lugar a la duda: "no me gusto yo, no me gusta el ambiente, me estoy perdiendo un montón de cosas, la vida personal tiene más riqueza y me lo estoy perdiendo".

Palabras que dejan poco lugar a la duda de que la decisión está tomada. Máxime después de hablar del "mal ambiente" y de la "hipocresía" de sus compañeros, a quienes ya no desea volver a ver.

El final de Sálvame puede llegar de la mano del adiós de Mila

Una revelación muy fuerte que caía como un jarro de agua fría entre sus seguidores, pero también entre los que hacen el programa de Telecinco, ya que aunque habían oído cantos de sirena, parece no tenían ni idea de que estaban tan cerca de quedarse con uno de los grandes valores del programa.

Era entonces cuando, a la desesperada, decidían crear una campaña de apoyo a Mila para que todo el mundo hiciese fuerza para que se quedase en las redes sociales. Si ella se va, el final de Sálvame, parece, se acelerará.