La gran final [VIDEO] del festival de Eurovisión tuvo lugar el pasado doce de mayo, en la cual pudimos ver a la victoria de Israel que a veinte años de la última victoria con Dana International, conquistó el tan anhelado micrófono de cristal gracias a Netta y su tema de estampo feminista, “Toy” (juguete). Desde entonces, las polémicas post-certamen no parecen amainar. La última, por orden cronológico, concierne en una presunta compra de votos por parte de las delegaciones nacionales.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Un miembro del conjunto serbio testigo ocular

Mladen Lukić, uno de los integrantes del conjunto “Balkanika [VIDEO]”, grupo musicial que representó a Serbia en la pasada edición del certamen , afirmó que existió una compra de votos entre algunas delegaciones durante el Festival que tuvo lugar en Lisboa.

Entrevistado en el magazine matinal , “Jutro sa Jovanom i Srđanom” (la mañana de Juana i Sergio) y que se emite la cadena privada más vista del país, Prva Srpska Televizija (primera televisión serbia); , el cantante ha declarado de que fue testigo de como se llevaban a cabo las negociaciones entre los jurados de los países participantes.

El músico balcánico afirmó que vio cómo se compraban votos entre delegaciones de países muy importantes que participan en el festival y que había un hombre que se encargaba de todo ese tema y que solía ocurrir en los hoteles los pactos entre el susodicho y los miembros del comité de expertos . Al ser preguntado sobre la identidad de este hombre, el artista valientemente reveló que era uno de los miembros de la delegación australiana.Por su parte, la cadena pública australiana, SPB, ha desmentido las acusaciones tachándolas de “falsas y fuera de lugar”.

La UER declara que no han habido irregularidades

Después del revuelo que ha causado la entrevista con el músico serbio, la UER, el ente europeo que produce el certamen, ha publicado un comunicado en la cual desmiente que hayan existido irregularidades, tal y como recoge el portal especializado en el festival de Eurovision, oikotimes.

Azerbaiyán fue acusada en el 2013

Las acusaciones hechas por el músico serbio no son nuevas: ya en 2013 la delegación de Azerbaiyán fue imputada por la compra de varias tarjetas sim de diferentes países para incrementar su televoto. En aquel año , en la edición que tuvo lugar en la ciudad sueca de Malmö, el país caucásico acabó en segundo lugar con el tema interpretado por Farid Mammadov que interpretó la canción “Hold me”.​