Ayer sábado, el programa Socialité que presenta María Patiño, no hizo ninguna mención al fallecimiento ese mismo día de un grande la comunicación como ha sido José María Iñigo y dedicó todo el programa a especular sobre la enfermedad y posibles causas que padece Kiko Rivera [VIDEO]y que le han llevado a abandonar los escenarios.

Se trataba de no desaprovechar la ocasión de crear morbo, rodeándose además de un médico, que aclaró varios puntos y la coach de Telecinco a quién además presentan como psicóloga, cuando en realidad es periodista y mujer de uno de los directores de Sálvame, así todo queda en casa.

El tuit de la discordia

Si pensaba la inefable presentadora que el tuit que subió a Twitter disculpaba su metida de pata no nombrando durante todo el programa a quien ella considera uno de sus maestros, a pesar de no haberlo conocido personalmente, se equivocaba.

Esta es la respuesta de los twiteros

La noticia de la muerte súbita e inesperada, a pesar de su enfermedad, de José María Iñigo, fue destacada durante todo el día en todos los medios de comunicación, escritos, radiofónicos y televisivos.

Todos absolutamente, menos el programa de Patiño.

A ella no le interesaba rendir un homenaje a uno de los pioneros en hacer que la televisión avanzase, sino apuntarse un tanto hablando, más bien elucubrando, sobre Kiko Rivera, su depresión y ese “algo más” que sobrevuela en todo este affaire. Y a eso se dedicó en cuerpo y alma durante todo el programa.

Patiño cada día más exaltada

Desde que está en Telecinco, María Patiño anteriormente una de las mayores de tractoras de Belén Esteban, no solo se ha convertido en una de sus máximas defensoras, también ha adoptado muchos de los comportamientos pandilleros [VIDEO] de sus compañeros de quienes parece un clon.

Podemos verla gritando, gesticulando e incluso haciendo amagos de abandonar el plató, siempre que ocupa su silla y sobre todo la vemos sobreactuada, tocándose constantemente un pelo de higiene muchas veces dudosa y poniendo morritos y caras de enfado o agobio máximo.

Es la presentadora sustituta de Sábado Deluxe y desde hace unos meses la conductora del programa Socialité los fines de semana.

Su programa tiene una audiencia oscilante y no acaba de encontrar su nicho, tal vez por eso ayer decidió que el tema Kiko Rivera podía darle la baza que anda buscando sin descanso, pero lo que le dio fue una tanda de zascas de la audiencia, que le habrá costado digerir.

Hoy domingo no ha tenido más remedio, a la vista de todos los tuits que le dedicaron ayer, que utilizar los últimos minutos del programa, por fin, a José María Iñigo hablando con la cantante Karina que si lo conoció personalmente.