Las redes sociales se han convertido en una auténtica carnicería ya que aquí nada ni nadie puede pasar desapercibido y los comentarios, tanto buenos como malos, se vierten sin ningún pudor y aún más dañinos suelen ser los que resultan de forma anónima. En este caso ha sido María Patiño la que ha jugado con fuego y se ha acabado quemando debido a un absurdo comentario.

Este sábado, sin duda la noticia del día fue la muerte de José María Íñigo un gran profesional que nos dejó a los 75 años y que se convirtió en un referente en el mundo del periodismo el cual destacó por su naturalidad cada vez que hacía un directo.

El mensaje de María Patiño sobre José María Iñigo

Y cómo es normal muchísima gente de la televisión sobre todo periodistas y personas públicas se volcaron con la noticia y quisieron dedicar unas palabras de agradecimiento y de pésame al recién fallecido, para mostrar respeto y cariño.

Entre ellas se encontraba María Patiño, de la cual muchos pensaron que se subió a carro por puro postureo ya que no le correspondía [VIDEO] en absoluto y creo un tuit sobre la muerte de José María Íñigo que a muchos les pareció lleno de cinismo.

La periodista dejó escrito en su cuenta de Twitter que estaba muy agradecida gracias la oportunidad que le dio su profesión de conocer a maestros de la misma cómo es y fue José María Íñigo, pero esto en lugar de verse como algo bonito se considero una falta de respeto hacia el recién fallecido, ya que María Patiño nunca ha trabajado ni ha tenido relación alguna con este veterano periodista.

Gracias este comentario a la periodista le llovieron palos de todos los colores y es que solamente se ha recogido una pequeña parte, pero lo que sin duda deja muy claro que la colaboradora de Sálvame ha levantado ampollas y ha metido la pata en un sitio en el que no debía.

Un usuario de Twitter le decía que la profesión la había demostrado desde que llegó a Telecinco pero que con ese comentario solamente habia demostrado que era una chupa culos, ya que no nombró José María Íñigo y que su gran problema había sido no creer a una persona enferma.

Otro le decía que se fijase en la pandilla que le rodeaba cada tarde y que cada cual era peor, en resumen todos los usuarios [VIDEO] de Twitter o la mayor parte de ellos le recriminaron su cinismo y falsedad diciendo que si era verdad que admiraba José María Íñigo no sabía como había podido acabar en Sálvame y dedicada a lo que se estaba dedicando, una afirmación que la presentadora de Socialité tiene que admitir.