Las casualidades no existen y menos en televisión. Algo que María Patiño sabe desde hace muchísimo tiempo. Concretamente desde que pisase un plató de televisión por primera vez. Allí no tardó en darse cuenta de que cada pequeño detalle que aparece en pantalla está medido al milímetro y que cada plano se cuida al máximo en busca del mejor producto para ofrecer la audiencia.

Es por eso por lo que, en el que es de largo el mejor momento de su etapa profesional, la periodista gallega está convencida de que algunas cosas que le están pasando últimamente, muy especialmente desde que ha adquirido un papel protagonista en Telecinco, están estrechamente vinculadas al deseo de muchos de que su suerte acabe lo antes posible.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

María Patiño y la mano negra

Así lo insinuaba en la última emisión de Sálvame después de que alguien -ya que todavía no se sabe quién fue- derramase [VIDEO]voluntariamente agua en la silla de presentadora de la periodista, quien no dudó en enfadarse en directo con sus jefes pidiendo responsabilidades a quien hubiera tenido tan mala idea que solo podía provocar que se le mojase el pantalón y, quién sabe, si transparentado también la ropa interior.

Y es que este suceso que es todavía un misterio, no es el único. Hace unos días esta ya ponía a caer de un burro a la dirección del programa de corazón decano de la televisión española cuando, en un momento dado, y cuando creía que no le estaban enfocando las cámaras, estas decidían grabar [VIDEO]y emitir lo que era un momento íntimo de la gallega.

Hablamos del momento en el que esta decidía salirse del plató y buscar a los realizadores para echarles la bronca por duplicar su presencia en cámara, jugando con su imagen, lo que esta consideraba una tomadura de pelo constante intolerable.

Patiño, muy enfadada con Telecinco

Si a esto le sumamos los problemas que han venido teniendo algunos de los reporteros y colaboradores de Socialité, el programa que esta presenta como conductora titular, no es de extrañar que tanto María Patiño como su entorno crean ver una mano negra tratando de boicotear sus apariciones televisiva con el fin de dañar la imagen que tanto tiempo le ha costado construir a la gallega.

A falta de saber quién está detrás de todo este tejemaneje, lo que si está claro es que María está convencida de que nada de lo que le ha venido pasando en las últimas semanas es casualidad. De ahí que tenga la intención de sacar sus armas de periodista e investigar hasta el final para desenmascarar a esa mano negra.